馃敺 La seguridad para los vecinos, una prioridad para la ciudad

Ciudad 02 de marzo de 2020 Por Diario Primicia
Si bien es un proceso largo, en el que participan distintos actores, algo empez贸 a cambiar. No hay que dejar de lado que durante doce a帽os, etapa que gobern贸 en Socialismo en la provincia, Rafaela qued贸 hu茅rfana.
operativos

La seguridad es una de las principales preocupaciones de los vecinos y del Gobierno de la ciudad para seguir mejorando la convivencia urbana y el aprovechamiento del espacio público como lugar de encuentro e integración. Con un nuevo gobierno provincial que se basó en una visión de fortalecer a las fuerzas de seguridad en la prevención y en las tareas de investigativas, poco a poco los cambios se empiezan a notar.

En Rafaela, la Policía Federal y Gendarmería, en forma conjunta, mantienen tareas en los ingresos y egresos de la ciudad efectuándose control de personas y requisa de vehículos particulares, transporte de pasajeros y transporte de cargas en general, así como también diferentes operativos en la Terminal de Ómnibus con la presencia de perros para rastrear la presencia de estupefacientes en colectivos provenientes de diferentes puntos del país.

WhatsApp-Image-2020-02-14-at-09.24.00-600x375

También se podrá observar en las veredas del Centro; y por distintas zonas comerciales como por ejemplo “Paseo Oeste”, la figura de la Policía Comunitaria. Esta fuerza está capacitada para mediar en conflictos y acentuar la faz preventiva, tiene contacto directo con los vecinos y su función, entre otras, es conocer que es lo que ocurre en cada zona.

Por otro lado, la llegada de la Policía de Acción Táctica (PAT) aportó soluciones en zonas urbanas complejas, mediante acciones de disuasión y neutralización, articulando con las dependencias policiales existentes. Si bien el camino es largo, no deja de ser un avance.

No hay que dejar de lado la Guardia Urbana local, que con el tiempo se transformó en el primer llamado de los rafaelinos, y continúa realizando sus patrullajes habituales intensificando la presencia y la vigilancia en establecimientos educativos, vecinales, instituciones y espacios verdes.

Por último, el 911 y el 105 comenzaron a funcionar de manera articulada, es decir se unificó el sistema de vídeo-vigilancia local con el de la policía provincial, para mejorar los niveles de respuestas. Clara señal que lo que faltaba era voluntad política y no de índole técnica.

Con la creación de la Mesa de Coordinación Institucional en Seguridad la prioridad es unificar todas las áreas de prevención, emergencias y seguridad para continuar con el esquema de seguridad inteligente que ya muestras resultados positivos en las zonas más calientes y conflictivas de Rafaela.

Para lograr una reducción del delito que sea sostenible en el tiempo no basta únicamente con mejorar el funcionamiento de la policía. También se necesita el compromiso de la Justicia para terminar con la frustración de muchos por la sensación de impunidad, esa sensación de que no avancen las investigaciones que tienen que avanzar.

Diario Primicia

Redacci贸n

Bolet铆n de noticias