Un concurso especial en un año especial

Locales 23 de febrero de 2021 Por Diario Primicia
Se trata de la premiación del 5° Concurso Literario para Jóvenes, organizado por el municipio y el senador nacional Mirabella. Los textos formarán parte de la publicación “Y ahora qué?” editada por la Universidad Nacional de Rafaela.
Curso de literatura
Curso de literatura

Este lunes, en el patio del Museo Histórico Municipal se realizó la entrega de premios a las y los ganadores del 5to Concurso Literario para jóvenes. La jornada estuvo encabezada por el senador nacional, Roberto Mirabella, la secretaria de Educación, Mariana Andereggen y el concejal Juan Seen. Además contó con la presencia de ganadoras, ganadores y participantes, junto a sus familias y sus docentes. 

En esta oportunidad, jóvenes de entre 13 y 23 años pudieron concursar en los géneros cuento, poesía y crónica/relato. Los participantes han realizado una experimentación en la creación literaria, bajo la temática “Realidad virtual”, una forma de promover la reflexión sobre el tiempo presente y los desafíos que se abren para el futuro. Abordajes literarios sobre el distanciamiento social y la manera en que las personas aprendimos a relacionarnos; los nuevos lugares para el encuentro y los nuevos conflictos; el aprendizaje tradicional puesto crisis; y el reflejo de una realidad donde lo que vemos y sentimos parece estar cada vez más ligado a la virtualidad.

La Secretaria de Educación agradeció “la participación y la presencia de ustedes hoy aquí, después de un año tan duro, donde nos planteamos si realizar o no el Concurso. Lo charlamos con Roberto (Mirabella) y dijimos sí, hay que hacerlo y hay que hablar de lo que nos está pasando. Y así fue como surgió esta temática de Realidad Virtual”.

“Nos emocionaron los textos que enviaron porque precisamente puede leerse en ellos lo que significó para los jóvenes transitar esta experiencia, así como la importancia de la escritura para comprenderla o, al menos, hacer catarsis”, agregó.

La funcionaria destacó especialmente el rol “de las mamás, papás y docentes que estuvieron presentes porque fueron quienes acompañaron a los jóvenes en sus inclinaciones literarias y seguramente tienen mucho que ver con que se hayan presentado”. 

Además, Andereggen, mencionó la novedad de este año: “Los cinco textos premiados formarán parte de una publicación editada por la Universidad Nacional de Rafaela, que se da en el marco del proyecto transmedia “Y ahora qué?”. La misma, reunirá relatos y testimonios de la pandemia recogidos entre estudiantes y toda la comunidad y se publicará en los primeros meses de este 2021”.

A continuación, se realizó la premiación, con entrega de diploma y obsequios. Por categoría, cada joven premiado compartió con el público presente, la lectura de un fragmento de su obra.

Al cierre, Mirabella se dirigió al público presente y se mostró emocionado de estar acompañando por quinto año consecutivo este certamen que “nos ha permitido descubrir a tantos jóvenes talentos”. También, el Senador manifestó l hecho de que sea “el arte el que vuelva a encontrarnos”. Instó a las y los participantes a que sigan escribiendo, a que sigan creando, “porque, ¿se imaginan un mundo sin arte? El arte nos hace mejores, nos brinda consuelo y felicidad incluso en los momentos más difíciles. Nos permite no sólo expresar, sino reconstruir nuestras almas”, finalizó.


5to Concurso Literario para Jóvenes

Como todos los años, el concurso estuvo organizado de manera conjunta por la Secretaría de Educación y el senador nacional Roberto Mirabella, e incluyó como premios órdenes de compra en libros, un taller de escritura creativa y la publicación de las obras, que en esta oportunidad formarán parte de la publicación “Y ahora qué?” editada por la Universidad Nacional de Rafaela.

El jurado estuvo integrado por escritores y docentes de la ciudad. Ellos fueron Viviana Escobar (Bibliotecaria, Directora de la Biblioteca Municipal “Lermo R. Balbi”); Regina Grisolía (Comunicadora Social, Escritora, Guionista, tres veces distinguida por el Fondo Editorial de Rafaela); y Mauro Gentinetti (Comunicador Social, Escritor, Coordinador de los talleres literarios del Liceo Municipal “Miguel Flores”, integrante de Escritores Rafaelinos Agrupados y también distinguido en una oportunidad por el Fondo Editorial Municipal). 

Tras un arduo proceso de evaluación, el jurado realizó una selección teniendo en cuenta las tres categorías en que se divide el concurso: A (de 13 a 15 años), B (de 16 a 19) y C (de 20 a 23). Las siguientes obras resultaron ganadoras:

CATEGORÍA A, CUENTO

1º Premio: “Un séptimo diferente”, firmado con el pseudónimo “Aurora”.
Nombre: María Paula Magull (13 años).

Del texto ganador se observó: La crónica de Aurora emociona por su simpleza y honestidad para narrar lo que en la vida de una niña de 12 años constituye una verdadera tragedia. “A mí, séptimo no me lo va a devolver nadie”, dice Luz, la protagonista, y esa sola frase es contundente y conmovedora. Destacamos el uso verosímil del diálogo como recurso, la pertinencia al género y la claridad narrativa en una escritora tan joven. 

CATEGORÍA B, CUENTO

1º Premio: “Carlota”, firmado con el pseudónimo “Anagrama”.
Nombre: Ana Laura Vallone (18 años).

Del texto ganador se observó: El relato evoca con efectividad las trampas de la virtualidad, que puede ser a la vez fachada y consuelo. Destacamos la originalidad, especialmente en la construcción de la protagonista, Carlota, quien da nombre a la historia y, aunque se encuentre inserta en un mundo que nos suena, tal vez de otras historias, como del universo de Black Mirror, su sola presencia parece bastar para corrernos de los lugares comunes. También nos resultó especialmente atractivo el lugar que la narradora da al cuerpo y las múltiples comparaciones y metáforas que habilita. Esta historia nos invita a hacernos preguntas en torno a cuestiones particulares, como el uso y las posibilidades que traen las nuevas tecnologías para todas las generaciones, y a otras, tan universales como los parámetros de éxito, la soledad, la injusticia o la humana necesidad de sentirse parte. Aunque ese parte también sea virtual. 

CATEGORÍA B, POESÍA

1º Premio: “Nos vemos”, firmado con el pseudónimo “Gra Agustín”.
Nombre: Agustín Góngora (19 años).

Del texto ganador se observó: La poesía "Nos vemos" de Gra Agustín expresa la construcción de una relación amorosa en un contexto virtual. El ritmo de la poesía es intenso y, al mismo tiempo, sencillo. Se logra capturar el deseo de encuentro con lxs otrxs a través de la pantalla; un deseo tan vital en todo momento de la vida, y en especial, en la juventud. La sumatoria de versos breves, dan cuenta del crecimiento de ese sentimiento, en un tiempo donde la realidad virtual es la única posible.

CATEGORÍA B, CRONICA/RELATO

1º Premio: “El café que un día decidió enfriarse”, firmado con el pseudónimo “Lulimedina383”. Nombre: Lucía Medina (16 años).

Del texto ganador se observó: El texto posee una construcción poética que va desde el título y que en el desarrollo del texto se retoma con eficacia. Su lectura permite conocer cierta ritualidad de los días durante los meses de pandemia. Hay algunas descripciones de la cuarentena que resultan necesarias y otras que se presentan como novedosas, sobre todo las que son propias de la mirada juvenil (los vestidos de 15, por ejemplo), o cuando se hace mención al desarrollo de las clases virtuales (“antes los profes te pedían que dejes de susurrar y ahora que hablas”). Se logra transmitir una intimidad familiar y hay una referencia acertada hacia los tiempos muertos, hacia el “pensar en nada” con síntesis de un proceso histórico y, a la vez, personal.  

CATEGORÍA C, POESIA

Mención: “Ritual de cuarentena”, firmado con el pseudónimo “Fulanita”.
Nombre: Leticia Blazquez (23 años).

Del texto ganador se observó: El poema transmite un estado de angustia, con referencias a un pasado que inquieta, agravado por las condiciones del presente. Ambientado en los acontecimientos de los últimos meses, el tema del poema no es sólo la pandemia, sino la búsqueda de seguridad. Define a la cuarentena como "el tiempo en simultáneo", como si hubieran existido dos tiempos, el de antes y el de ahora. Y a pesar de que la angustia final es no poder "descansar los miedos en un abrazo", el texto trabaja más en torno a la cuestión espacial del exterior (el baño, el encierro, el inodoro, la toalla) que en la condición interior de la voz que habla, dejando abierta la posibilidad de seguir dando cuenta de esa "ritualidad" a la que se hace referencia desde el título.

Diario Primicia

Redacción

Te puede interesar