馃敺 El municipio clausur贸 dos locales comerciales

Ciudad 03 de marzo de 2020 Por Diario Primicia
Se trata de un supermercado y una panader铆a, quienes ya hab铆an sido visitados y no cumplieron con los requerimientos legales pertinentes para funcionar.
Clausura super chino

Durante la mañana de este martes, inspectores de Bromatología de la Agencia de Seguridad Alimentaria (ASSAL) seccional Rafaela, conjuntamente con inspectores de la Secretaría de Medio Ambiente, participaron de una observación de rutina en el supermercado ubicado en Ángela de la Casa y Vélez Sárfield.

Allí  constataron la presencia de productos vencidos. Estos fueron retirados de las góndolas y decomisados. Se trató de productos de varias clases de comestibles; entre ellos, latas con vencimientos de mucho tiempo.

Asimismo,  Medio Ambiente comprobó que el depósito donde se mantenía la mercadería guardada, no  cumplía con las condiciones reglamentarias. Por consiguiente, también se procedió a solicitarles lo limpien, ordenen y fumiguen.

Teniendo en cuenta que esta es la tercera vez –ya en dos oportunidades anteriores se produjeron decomisos de productos vencidos-, se procedió a la clausura preventiva del comercio. Este miércoles se inspeccionará nuevamente el lugar, donde se determinará los días de clausura que corresponderán.

“De haber  incumplimientos por parte de los dueños del supermercado, como la rotura de faja de clausura o respetar la misma, se procederá a hacer la denuncia policial correspondiente a los fines de que la Policía y la Justicia actúen en consecuencia”; aseguró el juez de Faltas Municipal, Rubén Pavetti.

“De reiterarse esta situación o una situación parecida, como encontrar nuevamente productos que no estén en condiciones, cualquier otra actividad o irregularidad, se puede llegar a clausurarlo en forma definitiva”; añadió Pavetti.

Por otro lado, tuvo lugar también la clausura de una panadería ubicada sobre calle Jorge Newbery, en barrio Villa Rosas.

“Hace un tiempo se le notificó a este lugar que debían proceder a una nueva habilitación, ya que la que tenían no correspondía, teniendo en cuenta que había nuevos dueños y había nuevas exigencias por parte de Bromatología. Se les dio un plazo para que cumplan. Este plazo, si bien estaba corriendo, no fue cumplido ya que no comenzaron a realizar ninguna clase de movimiento, actividades o condicionantes que le habían sido Bromatología”; remarcó el juez de Faltas.

En ese entonces se les notificó el cese de la actividad. Sin embargo, “no cumplieron; es decir, continuaron trabajando. Por lo tanto se procedió a la clausura. Esta es una clausura preventiva, que en el supuesto caso que Bromatología lo considere y este juzgado también así lo estime, se le puede levantar la clausura a los fines de que procedan a acondicionar el lugar, de acuerdo a las exigencias para  la actividad”; agregó.

Finalmente, Pavetti afirmó que “no se pretende prohibir la actividad de un negocio donde sabemos que trabaja mucha gente; pero también pretendemos que cumplan con los requerimientos que a nosotros nos determinan las ordenanzas municipales Así que esperemos que tanto el supermercado como la panadería se adecuen y puedan seguir trabajando sin ningún tipo de inconveniente”.

Diario Primicia

Redacci贸n

Bolet铆n de noticias