Créditos UVA: asfixiados, los deudores hipotecarios de Santa Fe piden soluciones de fondo

Provincial 29 de julio de 2019 Por
Aseguran que la compensación anunciada por el gobierno es apenas un "maquillaje". Señalan que en una cuota de $22.000, la ayuda sería de $185
0027174229

El Gobierno anunció que compensará a los deudores de créditos hipotecarios en UVA que entre octubre 2018 y diciembre 2019 hayan tenido aumentos en sus cuotas por encima de un 10% de lo que hubiera resultado actualizarla por el índice de salarios (CVS) por el plazo de 15 meses.

Desde el grupo de autoconvocados de la provincia de Santa Fe afectados por este sistema de créditos lanzado por el gobierno aseguran que la ayuda es apenas un "maquillaje" y que no alcanza a solucionar el problema de fondo. En ese sentido, le piden al gobierno que admita “el fracaso del sistema”.

Estiman que son más de 16 mil las familias santafesinas que se encuentran en ese escenario y que a nivel nacional son alrededor de 170 mil. Lo que se inició como un sueño, hoy es para la gran mayoría un verdadero dolor de cabeza.

Es que no solo les aumenta la cuota del crédito (atada a la inflación), sino también la deuda capital. A modo de ejemplo, una persona que sacó un crédito en 2017 (hace dos años) por un millón de pesos, hoy lleva devolviendo medio millón de pesos pero su deuda supera los dos millones.

Flavio Martí, graficó lo que representaría la ayuda anunciada por el gobierno nacional: "En una cuota de 22 mil pesos aproximadamente, la ayuda sería de 185 pesos mensuales. Es un anuncio mediático por el momento. La medida anunciada ni siquiera llega a ser un parche, es un maquillaje. Porque la verdad es que no representa nada".

Según comentó el referente de los afectados, "en 15 meses, la ayuda puede llegar a ser de dos mil pesos, dependiendo de cada caso". Y continuó: "Este sistema fracasó, no hay forma. Hay gente que está cansado y puso en venta la casa para salir de la angustia que genera esta situación. Porque se ve que no hay solución y el sistema fracasó, porque es inviable con la inflación que tenemos".

Por su parte, Diego González, integrante del grupo de autoconvocados de Rosario, contó su experiencia en diálogo con UNO en la Radio: "Yo vendí mi viviendo y saqué el crédito para completar y mudarme a una vivienda de mejor confort. Esto fue a mediados del 2017, saqué un millón de pesos. Hoy estoy debiendo dos millones de pesos. Después de dos años, debo exactamente el doble. Las cuotas que pagaba en un principio eran de 6 mil pesos y hoy son de 12 mil".

Sobre las compensaciones anunciadas por el gobierno, comentó: "Son parches. El anuncio todavía no está reglamentado. Es un parche que lo único que hace es bajar la cuota entre 200 y 300 pesos por mes; cuota que son de 15, 20, de 25 mil pesos. Están arruinando la economía de las familias y eso lleva aparejado mucha angustia.

El sistema UVA

El contador y especialista en economía, Matías Battista explicó en UNO en la Radioexplicó cómo funcionan los créditos y por qué generan tantos inconvenientes en los beneficiarios.

"UVA es la Unidad de Valor Adquisitivo, es el valor del metro constructivo dividido mil. Ese valor, que siempre se mueve por encima de la inflación, va creciendo constantemente. Arrancó en mayo de 2016 valiendo 14 pesos y hoy vale 39; es decir, un 170 por ciento de aumento. Eso hizo que se genere una crisis muy fuerte en el sector, donde muchísima gente ve las dificultades".

El especialista subrayó que con este sistema, no solo crece la cuota, sino que también la deuda. "Un crédito hipotecario de un millón de pesos en el 2016 tenía una cuota inicial de 7.900 pesos. Esa persona, que sacó ese crédito, hoy está devolviendo una cuota de 22 mil pesos. El crédito era de un millón, hoy tiene una deuda de 2.700.000 pesos. O sea, esa persona, sacó un crédito de un millón, devolvió 500 mil y hoy debe 2.700.000", graficó.

"Hay que resolver la cuestión de fondo, que es seria. Es un problema que generó el gobierno, son políticas públicas y tiene que resolverlo. El gobierno tiene que buscar un equilibrio entre el salario demostrable por la familia y el valor de las cuotas. Bajarlas a un punto en el cual se pueda pagar, que sea razonable y tratar de establecer un ajuste hacia futuro que no vaya por arriba del salario", consideró el especialista en economía.

Diario Primicia

Redacción

Boletín de noticias