Diario Primicia Diario Primicia

instagram

Ómicron: Córdoba vuelve a las restricciones ante el brote de casos

La provincia superó los 5.000 casos el 24 de diciembre. Se suspenden eventos masivos, como recitales y fiestas con más de 300 concurrentes

Nacionales 27 de diciembre de 2021 Diario Primicia Diario Primicia
argentina-omicron

La provincia de Córdoba decidió aplicar desde este lunes fuertes restricciones ante la suba de contagios de Covid, pese a que la temporada turística se dirige a registrar un récord de ocupación. La provincia de Buenos Aires, en tanto, admitió que la variante Ómicron ya está presente en ese distrito, mientras los casos diarios superaron los 4.800 el pasado 24 de diciembre. El gobierno bonaerense estudia medidas similares a las de Córdoba, pero por el momento no ha tomado ninguna decisión.

En Córdoba, las nuevas medidas sanitarias regirán desde hoy y hasta el 4 de enero inclusive. Se tomaron cuando se confirmó que la variante Omicron de coronavirus ya es de circulación comunitaria en la ciudad capital de la provincia.

Las medidas incluyen la suspensión de eventos masivos como recitales, festivales y apertura de locales nocturnos de grandes dimensiones, tanto en espacios cerrados como abiertos, y la reducción del aforo en salones de fiestas, que quedará en 300 personas. Locales nocturnos y recitales no están contemplados en ese tope: sencillamente se suprimen, por completo. No alcanza la restricción a bares, restaurantes, práctica de deportes y entrenamiento al aire libre.

Funcionarios cordobeses reconocieron que las medidas deberían haber arrancado antes de Navidad, pero esperaban el impacto para Año Nuevo, cuando en general hay una actividad masiva de jóvenes.

La Municipalidad de la ciudad de Córdoba —donde se concentra el grueso de los contagios— tomó la decisión de avanzar con las restricciones el jueves pasado, anticipándose a varias fiestas de Navidad previstas. “La medida, de carácter sanitario preventivo, busca mitigar la aglomeración de gente en un mismo lugar, en momentos en que la positividad de los contagios ha crecido de manera exponencial en los últimos días”, comunicó la gestión del intendente Martín Llaryora.

Desde el sector de salas de espectáculos y boliches, se comentó que la disposición cayó "como un baldazo de agua fría", cuando se estaba en plena recuperación del cierre forzado anterior.

Este lunes se cumplirá una semana de la vigencia del pase sanitario (para reuniones de más de 1000 personas, sean al aire libre o ambientes cerrados) y las autoridades sanitarias analizan extender su aplicación a otras actividades.

A la vez, ratificaron que es necesario continuar con las medidas de bioseguridad para evitar o reducir los contagios: barbijo, ventilar los ambientes, usar alcohol en gel, y en caso de ser contacto estrecho o tener síntomas, permanecer aislados.

En las sierras de Córdoba, donde hay reservas arriba del 80% para las primeras semanas de enero, hasta el momento no se registraron bajas. Referentes turísticos coincidieron en que profundizarán las controles para que se cumplan los protocolos previstos.

Dos días después del 4 de enero previsto como el fin de las restricciones, comienza la época de los festivales. Arranca con el de Doma y Folklore de Jesús María, donde la concurrencia es masiva cada noche. En el caso de Cosquín, el 3 comenzaba el prefestival, que al menos por dos noches no podrá realizarse.

Además, la administración pública pasó en su mayor parte a régimen de teletrabajo. La disposición "busca reducir al mínimo indispensable la presencia física de personas en cada uno de los ministerios y reparticiones, garantizando el estricto cumplimiento de los protocolos sanitarios".

Los contagios empezaron a dispararse después de varios brotes masivos de Ómicron generados en fiestas de egresados en la capital cordobesa. El viernes pasado, 24 de diciembre, la secretaria de Prevención y Promoción de Salud, Gabriela Barbás, confirmó la circulación comunitaria de la cepa Ómicron ya que el 67% de las muestras analizadas corresponden a esa variante, que también se detectó en aguas residuales.

La funcionaria insistió en que los eventos masivos son "multiplicadores" y pidió a la gente tener “en claro que se está en una situación crítica y es muy importante la responsabilidad social individual".

Reiteró que la velocidad de contagio de la ómicron es “nunca vista” y aclaró que, si bien por el momento la mayoría de los casos no revista gravedad por el amplio alcance de la vacunación con dos dosis, hay que estar "atentos". Para Navidad, por los casos notificados por el sistema de salud provincial, se estima que hubo 75.000 personas cumpliendo aislamiento.

Los centros de testeos presentan largas filas y la gente espera hasta cuatro horas para hacerse el test. En las últimas jornadas se sumaron muchos interesados en asegurarse que no tenían coronavirus para poder participar de las reuniones familiares de la Navidad; también jóvenes y chicos de regreso de viajes de egresados en donde hubo positivos en los grupos.

Según datos de la provincia de Córdoba, en la última semana la demanda de testeos creció 80% respecto de la anterior. El viernes pasado, 24 de diciembre, la provincia sumó 5064 nuevos contagios, de los que 65% correspondieron a la ciudad capital; este domingo fueron 2.798, más de la mitad en la ciudad. Hay internadas 72 personas en camas de unidades para adultos Covid-19, lo que representa el 2,1% del total de camas en la provincia; de esos ingresados 13 se encuentran con asistencia respiratoria mecánica.

"No hay una curva de contagios; con Ómicron, es una vertical”, comentó un experto que asesora a la provincia y citado por el diario La Voz. La escalada pronunciada no es privativa de Córdoba: hay seis provincias en alto riesgo sanitario, en algunas explicada por Delta y en otras, con alta probabilidad, por Ómicron, aún no secuenciada. "El jueves 23 nosotros hicimos 30 mil test y a nivel nacional se hicieron 81 mil. Y el viernes nosotros hicimos más de 31 mil y en todo el país se hicieron 95 mil testeos", deslizaron desde el gobierno de Córdoba. Lo que sugiere que hay más casos verificados porque se hacen muchos más test que en otros distritos.

Provincia de Buenos Aires y CABA

En la provincia de Buenos Aires, en tanto, las autoridades monitorean los datos de contagios, internaciones y camas de UTI en el sistema de salud para determinar en qué momento podrían tomarse medidas de "contención" del rebrote de Covid.

Nicolás Kreplak, ministro de Salud bonaerense, admitió que “hay indicios de que la variante Ómicron ya está en Buenos Aires”. Sin embargo, aclaró que aún no cuentan con confirmaciones sobre esta variante del Covid-19 en la provincia "por cuestiones tecnológicas". O sea, porque la mayor provincia del país, con más de 17 millones de habitantes, no tiene los equipos para hacer la secuencia genómica de las muestras. De todos modos, Kreplak alertó que ante el aumento en los casos habrá "tensión en los centros de testeo".

Con 2081 casos confirmados este domingo y un aumento sostenido en los contagios, el titular de la cartera sanitaria bonaerense evaluó la situación en la provincia y alertó que "con tantas reuniones y pocos cuidados es posible que tengamos aumento hasta la primera semana de enero". Desde el entorno del gobernador Axel Kicillof se deslizó: "Todo está en análisis y evaluación. Seguimos de cerca la evolución epidemiológica pero por el momento no tenemos nada para anunciar". El retorno de alguna medida de restricción es una opción que se volvió a ser parte de las posibilidades luego de la decisión adoptada por el gobierno cordobés de cancelar desde este lunes y hasta el 4 de enero los eventos masivos, las concentraciones al aire libre y la reducción de aforos para algunos encuentros. El registro de confirmados del viernes 24 de diciembre hizo sonar las alarmas: 4.817 casos, niveles que se acercan al número de mediados de julio pasado. Una semana antes (el 18/12) se habían cargado 2.076 positivos. Se más que duplicó en siete días.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por ahora descartan la vuelta a las limitaciones en las actividades públicas o privadas. "En todo momento hay reuniones y la conclusión es que en esta etapa la cuestión es día por día", aseguran desde el gobierno porteño.

Acortan el plazo del refuerzo

El Ministerio de Salud de la Nación consensuó junto a los ministros del área de las 24 provincias acortar a 4 meses el plazo para aplicar la dosis de refuerzo de la vacuna contra el coronavirus a personal de salud y personas de 60 años o más edad.

Según detalla el ministerio en un comunicado, “esta estrategia no está dirigida a disminuir el número de casos sino a ofrecer la máxima protección para disminuir hospitalizaciones y muertes a quienes tienen más exposición y riesgo”. A su vez, se destactó la importancia de “acelerar las estrategias para alcanzar con la primera dosis a quien no se ha vacunado aún, y completar los esquemas iniciados”.

“La incidencia de mortalidad en las últimas cuatro semanas fue de 4,73 cada 1.000.000 de habitantes en personas vacunadas con dos dosis y de 10,76 en personas que no iniciaron el esquema de vacunación”, resaltó el ministerio.

Hasta esta nueva recomendación, el gobierno nacional había decidido aplicar dosis de refuerzo a todos aquellos que hayan cumplido los cinco meses desde la inoculación de la segunda dosis, independientemente del tipo de vacuna que hayan recibido.

Además, se aplican dosis adicionales a personas mayores de 50 años que hubieran recibido Sinopharm y a quienes tengan algún tipo de comorbilidad, en ambos casos con el esquema completo y más allá del tiempo transcurrido desde el segundo pinchazo. La nueva resolución se conoce en medio de una escalada acelerada de contagios -que se duplicaron en los últimos 7 días- y mientras avanza la variante micron en distintos puntos del país.

El 20 de diciembre se contabilizaron en Argentina algo más de 5.300 casos y al día siguiente sobrepasaron los 9.300. Veinticuatro horas después superaron los 11 mil, de ahí saltaron a más de 13 mil el jueves, y el viernes treparon por encima de los 16 mil.

Desde que el Ministerio de Salud de la Nación decidió la implementación de dosis adicionales y de refuerzo para aquellos con esquema inmunizatorio completado, a principios de noviembre, el promedio de aplicación de estas dosis es de 81.376 diarias. La importancia de la tercera dosis está sustentada por un lado en que se ha comprobado que los anticuerpos neutralizantes del Covid que aportan las vacunas decaen fuertemente luego de los seis meses.

Adicionalmente, los ensayos con la variante Ómicron ya dieron cuenta de que es imprescindible esa dosis adicional para hacerle frente a esta nueva cepa, que se caracteriza por su alta contagiosidad: es 3,5 veces mayor que el de la variante Delta. El poder de las vacunas baja dramáticamente con dos dosis para combatir la infección y los síntomas -no así la enfermedad grave-, y repunta considerablemente con la aplicación del refuerzo.

Fuente: La Capital de Rosario

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias