🔷 El Municipio controla el estado de las piletas particulares

Ciudad 19 de marzo de 2020 Por Diario Primicia
Las piletas deben mantenerse en forma adecuada, si las mismas se encuentran vacías deben estar limpias y ser tapadas. En tanto que, cuando se encuentran irregularidades, se reciben reclamos o denuncias, interviene el área de Medio Ambiente del Municipio para llevar adelante las inspecciones correspondientes.
MUNICIPALIDAD

Para resguardar la salud y seguridad de la población y evitar la proliferación de mosquitos, la Secretaría de Ambiente y Movilidad intensificó las inspecciones en más de 30 piletas por denuncias que ingresaron ya que se encontraban en estado de abandono, con agua estancada y falta de mantenimiento e higiene general, situación grave ya que puede contribuir a la propagación del dengue y de otras enfermedades.

Las piletas deben mantenerse en forma adecuada, si las mismas se encuentran vacías deben estar limpias y ser tapadas. En tanto que, cuando se encuentran irregularidades, se reciben reclamos o denuncias, interviene el área de Medio Ambiente del Municipio para llevar adelante las inspecciones correspondientes.

Además, se identifica al propietario del terreno y se establece un acuerdo para que habilite el ingreso del inspector al lugar, se realiza la inspección, se verifica la situación y cuando corresponde, se labra el acta de constatación y emplazamiento.

En ducha acta indican las tareas que el propietario debe llevar a cabo para dar solución al problema, indicando un plazo. El acta se deriva al Juzgado de Faltas de 3° Nominación. Cumplido el plazo otorgado, se realiza nueva inspección con el objeto de corroborar el cumplimiento a lo requerido.

Es importante destacar que el Estado local trabaja de manera diaria con relevamientos, inspecciones y controles, brindando respuestas y soluciones a los reclamos de los vecinos. Sin embargo, es necesaria la colaboración de todos los rafaelinos y rafaelinas por salud y seguridad.

Normativa

El Municipio recuerda que la Ordenanza Nº 3.508 de Higiene Urbana, establece que está prohibido arrojar en patios, terrenos baldíos, huertas, espacios abiertos y vía pública aguas servidas y elementos que puedan molestar, ensuciar, provocar olores desagradables o producir emanaciones de gases, vapores, humos o sustancias biológicas, físicas, químicas, radio-activas y electromagnéticas capaces de tener consecuencias molestas o nocivas para la salud de la población.

Por este motivo, el agua de las piletas debe estar correctamente mantenida y aquel vecino que no respete la norma, incurrirá en una falta que podría derivar en multa.

Diario Primicia

Redacción

Boletín de noticias