🔷 La Mesa Federal de Pastores y líderes de Argentina

Cultura 03 de noviembre de 2020 Por Diario Primicia
En su deseo de contribuir al real ejercicio de los derechos y garantías constitucionales de la familia, y de las generaciones futuras, invita a reflexionar a los legisladores de la Provincia de Santa Fe, y de todo el país, sobre el intento de ideologizar la educación sexual de nuestros niños.
el-pastor-de-la-4t
- Imagen Ilustrativa

La enseñanza de la Educación Sexual Integral”-bien entendida- debe ser una herramienta que favorezca el desarrollo gradual y armónico de los niños, según la edad, en valores, fortaleciendo el ejercicio de los derechos educativos a padres y madres para con sus hijos, respetando sus convicciones religiosas y el ideario institucional de los colegios que han elegido. Los responsables centrales de la educación integral son y deben ser las familias.

El Estado debe respetar la maduración sexual de nuestros niños, por estricta vigencia de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, que establece en su art. 27.1.: “Los Estados Parte reconocen el derecho de todo niño a un nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social.” (Art.75 inc 22 CN).

El Estado no debe injertar en la educación ideologías de género en niños que aún no despiertan naturalmente a su sexualidad, según expertos, violentará su desarrollo gradual y natural, afectando su delicada psiquis en conformación, causando ciertos y perdurables daños psicológicos. 

La iniciativa de ley ”E.S.I.” -quizás loable para algunos legisladores de buena fe-, podría ser un arma en manos de “determinados educadores” que podrían manipular a nuestros niños. Esos adultos podrían invitarlos a “experimentar” según sus propias preferencias e inclinaciones, y no las que realmente tengan. ¿Quiénes garantizan que esas personas no les avasallen, y que acepten respetar el “no” de nuestros hijos en aulas bajo su “cuidado”…? ¿Uds. serán los garantes de prevenir eventuales corrupciones de menores? ¿Uds. asumirán los daños ocasionados de largo plazo? Esos sectores -se sabe- no están solos y ni se han conformado en forma espontánea: Son financiados por movimientos que desean promover en los niños una sexualidad que no es acorde a sus edades psíquicas ni biológicas. Es de público y notorio conocimiento que el diseño e impulso de estas novedosas políticas tienen nombres y apellidos: poderosas organizaciones -principalmente del exterior y muy generosas en lo financiero-, que pretenden injertar sus culturas y preferencias en nuestro pueblo. Vemos con preocupación su influencia en ámbitos de gobierno.

Hay que decir claramente los que la opinión pública piensa: parte de esos movimientos internacionales -con sus empleados locales- tienen en su agenda promover la pedofilia. Estas iniciativas exponen a la generación actual y a las futuras.  

Que, esos intereses internacionales -y sus empleados locales- casualmente son los mismos que promueven el aborto.

Que, por todo lo dicho, repudiamos la sanción del Proyecto de ley de “Educación Sexual Integral” dada por la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe, por vulnerar los derechos constitucionales, buscando injertar ideologías ajenas a nuestra cultura y valores para saciar intereses foráneos e inconfesables.  

Toda la sociedad, mayoritariamente, espera que los legisladores reflexionen y no perseveren en estos malos caminos. Rogamos a nuestro Dios, fuente de toda verdad y justicia, que estas políticas dañinas dejen de ser promovidas, saludamos a toda la población con nuestra bendición en el nombre del Señor Jesús y nos encomendamos a Él.

Diario Primicia

Redacción

Boletín de noticias