馃敺 Mataron a un polic铆a en una pelea de padre e hijo

Sucesos 06 de abril de 2020 Por Diario Primicia
Un oficial de la polic铆a de Entre R铆os muri贸 de un escopetazo cuando quiso poner orden en una familia. El agresor se quit贸 la vida tras el episodio.
0037544390

Un policía de Entre Ríos murió de un escopetazo el domingo a la noche cuando intentaba terciar en la pelea entre un padre y su hijo en su domicilio de Cerrito, a 50 kilómetros de Paraná.
 
 
Ercilio Hernán Cortéz, de 38 años, murió tras recibir un balazo en el lado izquierdo del torso. El disparo no fue dirigido a él sino a Raúl Molaro, un hombre cuyo hijo, Raúl Alberto, intentó asesinarlo.

El jefe de la Policía de Entre Ríos, Gustavo Maslein, afirmó que no era la primera vez que un vecino llamaba a la policía para que pusiera orden en la casa de los Molaro, sino que "siempre se iba, se testeaba y la cosa continuaba".

Maslein reconoció incluso que "siempre se calmaba la situación" y que "quizás eso los llevó (a los policías) a ir con confianza, desprevenidos, al lugar".

En vez, la situación llegó a un límite insospechado pasadas las 23 del domingo 5 de abril, cuando los efectivos policiales acudieron al domicilio ubicado en Mitre al 300. Tras hablar con Molero padre en la puerta, Cortez entró a la casa para dialogar con el hijo y logró que accediera a mudarse a la casa de otro familiar.

Fuentes policiales confirmaron que los oficiales esperaron a Molaro hijo en la puerta de la casa y, como "demoraba y no salía", entraron al domicilio con su padre para buscarlo. El disparo se escuchó cuando el grupo cruzaba un patio que da a un galpón ubicado en los fondos.

Molaro hijo, de 37 años, disparó su escopeta calibre 28 con la intención de herir a su padre pero en vez le dio a Cortez, quien fue trasladado al hospital Miranda, en Cerrito. El oficial murió antes de llegar al centro médico.

Luego de intentar matar a su padre, Molaro hijo se quitó la vida de un disparo con la misma escopeta. A pesar de las peleas con su padre, el hombre "no tenía antecedentes policiales, más allá de haberlo encontrado en estado de ebriedad en varias ocasiones", informó el jefe policial.

Los investigadores policiales también determinaron que el objetivo del hombre de 37 años era "dispararle a su padre, que tuvo la suerte de poder refugiarse".

Diario Primicia

Redacci贸n

Bolet铆n de noticias