🔷 Tras una discusión lo asesinaron a tiros a través de la ventana de su casa

Sucesos 28 de febrero de 2020 Por Diario Primicia
Edgardo "Chucky" Frutos tenía 26 años y había mantenido una disputa con un compinche por la venta de una lona para camiones de dudoso origen.
0027984553

Como en buena parte de las barriadas del departamento Rosario, en Martín Fierro, la zona más populosa de Granadero Baigorria, todo parece una escena contaminada por distintos elementos del hampa. A la vuelta de una escena criminal puede haber un quiosco de venta de drogas, una familia allanada por múltiples robos o el lugar donde hace poco más de tres años se perpetró un triple asesinato. Todo junto en un radio de 200 metros. Ese es el panorama en Maipo al 2000, donde ayer fue asesinado en el interior de su casa Edgardo Ezequiel "Chucky" Frutos, de 26 años.

A la vuelta de la casa de "Chucky" hay una boca de expendio de drogas, en inmediaciones de Matacos entre Cafulcurá y Pancho Ramírez; en las inmediaciones de esa misma cuadra una familia es sindicada por los vecinos como "choros"; y a 100 metros, en Liniers al 2000, el 16 de abril de 2018 fueron ejecutados en el interior de un auto los hermanos Ezequiel David "Parásito" y José Horacio "Grasita" Fernández y Gerardo "Abuelo" Abregú. Todo entre nombres propios que se repiten.

"No queremos que filmen, que saquen fotos; queremos que respeten el dolor de la familia. Mi mamá está muy enferma. Está de viaje en Paraguay y no queremos que se entere por los medios de la muerte del hijo", fue la tarjeta de bienvenida, en la voz de una familiar de la víctima, con la que fue recibido el equipo de este medio que llegó para documentar un nuevo homicidio, el número 43 en el departamento Rosario en 2020. En este número no se contabilizan la mujer hallada descuartizada en el arroyo Saladillo, los restos de un niño aparecidos en un basural de Empalme Graneros y el hallazgo del cuerpo de Carlos Orellano, de quienes aún se desconocen las causas de muerte. Así, en medio de una tensión lógica, comprensible, pero que no puede detener la voracidad informativa, se pudo tener un acercamiento fragmentado de las circunstancia que rodearon el asesinato de "Chucky" Frutos.

"Lo que pasa es que ustedes saben mejor que nadie que uno habla con la prensa y después te balean la casa", dijo una mujer a pocos metros de un ramillete de policías, peritos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC, ex PDI) y un fiscal que trabajaban en la escena del asesinato buscando pistas para encausar la investigación

Por una lona

"Chucky" Frutos vivía en una humilde casa junto a su madre, quien convaleciente de una enfermedad viajó a Paraguay, entre otros destinos limítrofes por lo que el muchacho quedó solo. El miércoles a la noche, según explicó en rueda de prensa el fiscal Patricio Saldutti, "Chucky" se reunió con un grupo de amigos en el patio de esa casa. Entre esas personas estaba quien sería el homicida, un joven apodado "Secu" que se domicilia a pocos metros de la vivienda de Frutos. ¿Qué llevó a "Secu" a asesinar a "Chucky" pocas horas después?

"Hace aproximadamente una semana y media que «Chucky» y «Secu» andaban tratando de vender la lona de un camión. Primero la andaba ofreciendo uno y después el otro. Cuando Frutos le fue a recriminar qué pasaba con la lona, «Secu» le dijo que se la había sacado la policía. Y ahí se pudrió la relación. Es muy loco todo ésto porque dicen que anoche estuvieron juntos acá (en la cuadra) charlando y caminando como si nada", explicó una vecina de la zona.

"Yo para vos tengo un 38", aseguran que le dijo "Secu" a "Chucky" en medio de una de las discusiones. "Puede que a «Chucky» se le haya ido la jeta (diciendo algún insulto que haya herido la sensibilidad de «Secu»), pero no era para matarlo así", agregó otro residente.

Fue el fiscal Saldutti, en rueda de prensa, entre familiares y mientras el cuerpo de "Chucky" Frutos era cargado en la unidad de traslado, el encargado de contar las pocas precisiones que le entregó la escena del crimen. El fiscal, quien debuta esta semana en la Unidad de Homicidios Dolosos, aunque cuenta con una abultada carrera asistiendo a miembros del Ministerio Público de la Acusación (MPA), confió que no se pudo determinar la hora en la que se produjo el asesinato, ya que no hubo llamados al 911, como en la mayoría de los homicidios.

El cuerpo de "Chucky" fue hallado por uno de sus hermanos sobre el mediodía de ayer. Las puertas de la casa estaban cerradas con llave desde el lado de adentro, según explicó el fiscal. Las últimas personas que lo vieron con vida lo hicieron pasada la medianoche. Dentro de ese rango de 12 horas, el fiscal supone que Frutos fue asesinado. "Cuando la médica forense revisó el cuerpo encontró cierta rigidez cadavérica, lo que indica que el asesinato pudo darse en horas de la madrugada. Habrá que esperar la autopsia para tener precisiones", dijo el fiscal. La hipótesis más fuerte aunque no la única sobre la que trabaja Saldutti, es que Frutos fue asesinado con disparos que provinieron desde una de las ventanas del frente de la casa que estaba abierta.

"Él estaba en calzoncillos y parece que se arrastró desde su habitación. Hay orificios de bala en una de las cortinas. No sería raro que lo hayan baleado desde la ventana o que, de alguna manera, hayan entrado y lo hayan sorprendido en su habitación, donde dormía", filtró otra vecina de la cuadra.

En la escena no se hallaron vainas servidas, lo que hizo inferir que el arma utilizada no sea una pistola automática. Otra vecina aventuró que los homicidas ingresaron a la casa, mataron a "Chucky" y limpiaron la escena. Frutos tenía impactos en el tórax y en la región dorsal. El fiscal Saldutti comisionó a efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC, ex PDI) para que trabajaran en la escena tomando testimonios a allegados a Frutos para tener una aproximación a cómo fue ejecutado el crimen. A simple vista en las inmediaciones a la escena del crimen no existen cámaras de videovigilancia públicas o privadas.

Fuente: La Capital

Diario Primicia

Redacción

Boletín de noticias