Estaba ebria y arrojó a su beba al piso

Sucesos 23 de julio de 2019 Por
La GUM intervino alertada por vecinos.
gum rosario

Rosario: Una beba de cinco meses fue rescatada en la tarde del domingo por efectivos de la Guardia Urbana Municipal (GUM) tras observar que su madre, visiblemente ofuscada y alcoholizada, la arrojó con fuerza al piso. Las dos estaban dentro de una improvisada carpa situada sobre la barranca del río, a la altura de calle Presidente Roca. Tras la agresión, la mujer fue detenida y la pequeña fue llevada al Hospital de Niños Víctor J. Vilela, donde se la sometió a un chequeo médico que determinó que no tenía problemas graves de salud. Ahora, la Secretaría de la Niñez deberá definir su situación.

Todo se desencadenó en las primeras horas del domingo cuando la Central de Operaciones de la GUM recibió un llamado alertando sobre la situación de una pareja, ambos aparentemente alcoholizados, que estaba en una carpa con una bebé que llevaba un par de horas llorando.

De acuerdo al relato de algunos testigos, cuando los agentes de la GUM llegaron al lugar, constataron que la carpa estaba situada del otro lado de la baranda, a un metro de la barranca del río y se tambaleaba por el viento.

Fue en ese momento que la mujer salió de la carpa " con la bebé en un brazo y una botella de alcohol en la otra mano", según narró la agente de la GUM, Silvia Altamirana, a Canal 3.

La agente destacó que la mujer ya había sido asistida por el municipio el 7 de este mes y desde la Secretaría de Desarrollo Social se habían hecho las tareas necesarias para poder ubicarla en un domicilio.

"Intentamos entrevistarla y preguntarle por qué, si ya tenía asignado un lugar, estaba en la calle otra vez, pero ella se ofuscó y tiró a la bebé adentro del piso de la carpa", relató Altamirana. "Incluso ella se arrojó encima de la bebé. Entonces intervenimos, personal femenino actuó, rescatamos a la pequeña y la madre fue llevada a la comisaría 2ª", agregó.

Para contener a la mujer, que estaba muy agresiva, fue necesaria también la presencia de efectivos de la policía.

Una vez que la situación fue controlada, la pequeña fue llevada al Hospital Vilela para determinar si había sufrido alguna lesión. "Tenía fiebre, estaba mojada, tuvimos que conseguirle ropa y pañales. La Secretaría de la Niñez actuó a la brevedad, nosotros contuvimos a la bebé y luego quedó a cargo de ellos", cerró.

Ahora será esa dependencia la que deberá determinar el futuro de la pequeña, de nombre Lupe, y analizar cómo se encauza el vínculo con su madre.

Fuente: La Capital

Diario Primicia

Redacción

Boletín de noticias