Kiosqueros y almaceneros en alerta por la situación del sector

Provincial 02 de marzo de 2019 Por
La agrupación que nuclea a los comerciantes asegura que hoy deben realizar un importante esfuerzo por mantener abiertos los locales
kioscos-933x517

La Cámara de Kiosqueros de Santa Fe confirmó que en el Gran Santa Fe actualmente subsisten unos 4.000 locales, la cifra engloba a kioscos y despensas.

La situación del sector está atravesada por el contexto recesivo que vive el país y la contracción de la demanda.

Solo en enero un total de diez locales se vieron obligados a bajar sus persianas, estos estaban ubicados en el radio que va desde avenida J. J. Paso hasta Bulevar. Así lo confirmó Ricardo Mascheroni  de la Cámara de Kiosqueros y Almaceneros de Santa Fe.

"Se vuelve a trabajar fines de semana y feriados para sostener el negocio algo que demanda un importante esfuerzo", destacó Mascheroni.

Como consecuencia de los tarifazos y la pérdida del poder adquisitivo de los consumidores, otro problema que padecen hoy los kiosqueros y almaceneros está vinculado con la reducción de las horas de trabajo de los empleados.

"Se ha precarizado el sector, el orgullo del trabajador es poder dar trabajo, ya que generan el primer y último empleo –explicó el referente del sector. Esto se ve en muchos kioscos que tuvieron que recortar horarios, días o no lo pueden sostener".

“La situación que atravesamos y más que nada los pequeños comerciantes, se basa fuertemente en el tema de las tarifas, vivimos de la luz, somos electrodependientes, sino tenemos heladeras y bebidas frías no vendemos”, sostuvo Andrea Ruiz integrante de la Cámara de Kiosqueros y Almaceneros de Santa Fe (Cadepo).

En esa línea recalcó que a pesar de que el volumen de venta de hace seis meses se sostiene, son las altas tarifas que deben afrontar las que generan un desbalance en los comercios.

“Los negocios están cada vez más apretados y muchos se ven obligados a despedir a los empleados”, relata Ruiz en torno al panorama que se evidencia en los kioscos y almacenes de la ciudad.

En este escenario lo que Cadepo reclama es que las tarifas se adecuen a la realidad de la sociedad. “Cuando la gente tiene que pagar impuestos tan altos, no gasta”, destacó Ruiz.

Es por esto que los comerciantes echan mano de distintas estrategias orientadas a mantener el nivel de ventas como por ejemplo la elaboración de viandas o en la vereda contraria, cesan en el ofrecimiento de servicios como cargas virtuales.

La primera estrategia implica un importante gasto ya que deben tramitar el Derecho de Registro de Inspección (Drei) ante el municipio. "Pagamos importes similares a los que abona el casino, como si fuéramos multimillonarios”, explica la referente.


Por otro lado muchos locales ya optan por dar de baja los servicios de cargas virtuales, que en la mayoría de los casos no brindan ganancia. La recarga de Sube no deja margen de ingresos y el comerciante debe afrontar la adquisición del aparato.

La estrategia más importante que organizaron entre 80 asociados a la Cámara de Kiosqueros consiste en realizar compras comunitarias en los mayoristas. “Estamos tratando de apelar a todos los recursos para achicar costos”, explicó la integrante de Cadepo.

Diario Primicia

Redacción

Te puede interesar