Reclamó que no le robaran a su abuela y lo asesinaron de un balazo

Sucesos 10 de septiembre de 2018 Por
Una discusión terminó con un joven de 29 años muerto y un hombre de 49 herido. Dos jóvenes sindicados como agresores seguían prófugos anoche.
0024450644
- Disparos, heridos, Rosario

El sábado por la tarde Marcelo Alejandro Alvarez recibió un balazo en el pecho mientras estaba en la casa de familiares en Rodríguez al 4100, en el barrio Domingo Matheu, en la zona sur de la ciudad. Un vecino lo cargó en su auto y lo llevó al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) donde el muchacho de 29 años falleció pasadas las 20.30. Minutos después llegó a la guardia del mismo hospital un hombre Carlos Fabián A., también herido en el mismo incidente con una herida de arma de fuego en el tórax.


Según declararon vecinos y amigos de la víctima los sospechosos de haber disparado fueron unos muchachos apodados "Churro" y "Tingui" quienes anoche, al cierre de esta edición, ya habían sido identificados por los investigadores pero permanecían prófugos. El crimen es investigado por el fiscal de Homicidios Adrián Spelta.

Reclamo

Entre miradas esquivas y a media voz, ayer a la tarde se pudo reconstruir parte de lo sucedido la tarde del sábado. Así pudo saberse que Alvarez, quien ya no vive más en el barrio, había ido a la casa de su abuela ubicada en un pasillo de Rodríguez al 4100 donde se organizaba un encuentro familiar.

Entre los motivos de la mortal agresión, según comentaba ayer un vecino, días atrás "el primo de Tingui, le había robado unos pájaros a la abuela de Marcelo. Entonces éste junto con su hermano se cruzaron a la casa de estos pibes, que viven enfrente y les dijeron que devolvieran lo que se habían llevado".

Efectuado el reclamo, según esta versión, Marcelo y su hermano regresaron a la fiesta. Sin embargo, el encontronazo no terminó allí. "Después esos pibes fueron hasta la casa donde estaba Marcelo, otra vez discutieron y se fueron. Pero al ratito volvieron armados y empezaron los tiros", recordó una mujer.

Tiros

De acuerdo con lo revelado por los testigos, eran casi a las siete de la tarde cuando Tingui junto a otras "dos o tres" personas llegó hasta el pasillo donde vive la abuela de Alvarez. De allí salió otro grupo de personas, entre ellas el hermano de Marcelo, y comenzó una fuerte discusión que terminó cuando desde el grupo de Tingui partieron los disparos de arma de fuego.

Alvarez cayó al piso herido y su amigo Adrián lo trasladó en un Fiat Duna hasta el Heca, donde ingresó pasadas las 19.30. Los médicos que lo revisaron le diagnosticaron una herida de pistola en hemitórax derecho y lo internaron en la unidad de terapia intensiva. Pero el muchacho no se pudo recuperar y falleció sobre las 20.45.

Apenas ingresado Alvarez, entró al Heca el otro herido en el incidente: Carlos A. que también integraba el grupo que discutió con Tingui.

El hombre de 49 años fue examinado y se le diagnosticó un roce de bala en el tórax posterior, pero anoche al cierre de esta edición se encontraba "fuera de peligro", según fuentes policiales.

"Rastreros"

Marcelo Alvarez era albañil y vivió muchos años en la zona donde lo mataron y aún residen, a unas cuadras, su ex mujer y su hijo. En cuanto a los agresores, distintos vecinos coincidieron en que "todos los conocen; uno tiene como tres muertes encima y sigue libre", se indignó una mujer. "Esos pibes se juntan en la esquina de Rodríguez y Doctor Riva, son rastreros y roban en el barrio. Ni siquiera salen a robar afuera. Son unos atrevidos y ladrones. No se puede vivir así", dijo otro vecino.

Ayer la vivienda de Tingui y Churro estaba vacía. "Les dijeron que la iban a quemar y la vendieron", contó un pibe mientras todo el barrio suponía que la casa tal vez sufra algún atentado.

Sin palabras

En tanto, en una cochería ubicada en 27 de Febrero y Entre Ríos, la mujer de Marcelo junto a su familia cercana velaba el cuerpo del albañil.

"Era un gran hombre. Trabajaba hace mucho. No queremos hablar. Sólo tenemos dolor"

Diario Primicia

Redacción

Te puede interesar