Imparable: 15 años del Festival de Teatro Rafaela

Cultura 20 de julio de 2019 Por
A propósito de esta fecha celebratoria, se suman voces de artistas que acompañaron y fueron parte de ediciones anteriores del FTR: Gerardo Hochman y Juan Parodi.
PSX_20190716_191218

A lo largo de los quince años ininterrumpidos de su realización, el FTR ha sido escenario de numerosas producciones de los más diversos géneros y procedencias, de altísima calidad artística. Esto le ha otorgado un lugar destacado entre los festivales de Argentina y la región, como así también un valioso reconocimiento de la comunidad teatral por su trayectoria y propuesta artística.

A propósito de esta edición celebratoria, Gerardo Hochman y Juan Parodi, dos referentes de la escena teatral de nuestro país que han participado en ediciones anteriores del FTR, se refirieron a este destacado evento de la ciudad.

Juan Parodi recordó las diferentes ediciones con las que visitó la ciudad y dijo al respecto: “Esta es la sexta vez que yo participo de este festival. Fui por primera vez en el año 2005, invitado por Marcelo Allasino que en ese momento dirigía el festival, con una obra que se llamó Fotos de infancia. Yo antes de eso no conocía el Festival, y realmente fue experiencia muy movilizante por lo que ocurrió con la obra, y por este movimiento que descubrimos en la ciudad de Rafaela. A partir de ahí fui muchas veces más, fui con otra obra que se llama El 3340 (con humos de cabaret), y la hicimos en La Máscara. Después fui con Mau mau que también la hicimos en La Máscara, con Rosa Brillando hicimos unas funciones hermosas en la Ex Cremería. El año pasado estuve dando un seminario, no fui con una obra y ahora vuelvo por sexta vez con Quiero decir te amo, obra que dirijo”.

Tanto Hochman como Parodi hicieron referencia al lugar de relevancia que posee el FTR en la comunidad artística nacional. Así, Hochman destacó: “Me parece que el festival Tiene un gran prestigio por la permanencia, por la curaduría tan rigurosa y atenta, con las anteras paradas a lo que está sucediendo y eso lo califica como un festival en el que da gusto participar, en el que es un honor participar. Además realmente de toda la cuestión organizativa, logística, que uno se siente tan atendido considerado y bien recibido”. También señaló, respecto a sus participaciones en el FTR: “En primer lugar me siento muy honrado de ser invitado a clausuras y aperturas. De alguna manera ser considerado especialmente, no parte como de toda la programación, sino como espectáculo que puede cumplir con las expectativas de una sala llena, multietaria, también muy diversa en cuanto al público (público en general, de diversas formaciones, de diversos niveles académicos, de diversas formaciones artísticas, y hasta autoridades del festival o de la provincia) … un público difícil de conformar a todos. Y me siento muy honrado, muy privilegiado de venir, de ser considerado y sobretodo de sentir que se cumplen las expectativas, que las cosas que traemos cumplen con esa cuestión de entretener, divertir, emocionar a un público tan completo y expectante, tan diverso.”

Por su parte, Parodi señaló algunos elementos que, según su lectura, hacen único a este Festival: “Yo siempre digo que hago teatro para poder ir al festival de Rafaela y siempre digo que para mí es el mejor festival que tenemos en Argentina por muchos motivos, por la continuidad, por la programación que cada año tiene, piensa y gestiona, por el trato que tiene hacia los artistas, hacia los grupos, hacia los elencos, hacia las compañías, el compromiso que tiene para con el trabajo, el respeto. Muchos motivos hacen que el festival para mí sea el más importante de la Argentina. Yo pienso que el festival de Rafaela es una gran oportunidad; por un lado, es una oportunidad para el ciudadano de Rafaela de poder ver mucho teatro, de poder ver un teatro muy variado, de diferentes estilos, géneros, de todo. Y por otro lado es una oportunidad para los que hacemos teatro de poder salir algunos circuitos, como es el circuito Buenos Aires donde se concentra la mayor cantidad de teatro y poder así mostrar lo que hacemos a otros públicos, en otros lugares. También creo que Rafaela logró en estos años algo que es inusual que es generar audiencia, generar público que es algo muy importante, porque no sólo tiene una programación muy variada y de mucha cantidad de obras, sino que también hay público para ver eso. Cada propuesta, cada espectáculo en los barrios, en las salas, para todas las familias, más experimentales, más atrevidas, todos tienen público. Desde ese lugar el festival me parece también un gran logro.” Y agregó: “Con Quiero decir te amo venimos viajando por muchísimos festivales internacionales, por muchos lugares del mundo y creo que realmente el festival de Rafaela está a la altura de cualquiera de esos festivales, algunos con más de 30 años de realización y de gestión. Y la verdad que el Festival de Rafaela en cuanto a su gestión, en cuanto a su organización, a su programación y al público al que llega, está a la altura de cualquier festival internacional al que hemos podido ser parte”.

Respecto a esta edición en especial, ambos coincidieron en lo movilizantes y transformadores que se perciben esos días en la ciudad. En palabras de Juan Parodi, “Movimiento es un poco la imagen que uno se lleva cuando se va del festival de Rafaela. Antes de que apareciese la frase de este año, incluso antes porque festival ahora es muy conocido, yo contaba en Buenos Aires que había ese movimiento de la gente yendo de una sale a la otra, corriendo por las calles, subiéndose a los autos, viendo los horarios para llegar de una función a la otra… ese constante movimiento de público interesado en ver las obras, que a mí me llamó poderosamente la atención. Por otro lado, la palabra actuar viene de movimiento, de acción, de estar en pleno movimiento. Y yo creo que también les ocurre a los espectadores que se mueven de sala en sala. Y también se mueven unas cuestiones internas que les provoca en los espectáculos y las obras, y los textos, y las actuaciones y todo lo que proponen las diferentes compañías. Hay un movimiento interno muy importante. Y que el festival es imparable, también me parece que tiene que serlo, que tiene que perdurar en el tiempo como lo ha hecho. Creo que tiene que seguir creciendo como lo viene haciendo en estos años, Y tiene que seguir dándole la posibilidad a todos los rafaelinos de que puedan ver tanta cantidad de obras, de espectáculos que por ahí en otro contexto no podría llegar a verlo o no tienen acceso. Me parece que este sentido el Festival tiene que seguir siendo imparable e ir por más.”

Sobre Gerardo Hochman

Es actor, acróbata y director. Se formó en la Escuela Argentina de Mimo de Ángel Elizondo y en la Escuela Municipal de Arte Dramático (EMAD). Como acróbata fue discípulo de Osvaldo Bermúdez y completó su formación en circo en la Escuela Nacional de Circo de Cuba. Estudió danza con Teresa Duggan, composición coreográfica con Susana Tambutti y Oscar Araiz y música con Carlos Libedinsky.

Como actor integró el grupo de teatro independiente Calidoscopio. Fue actor en obras del Teatro San Martín y fundó la Compañía de Nuevo Circo La Trup. Desde 1998 dirige su propia compañía, La Arena, con la cual presentó más de diez espectáculos. Desde 2008 dirige el Área de Artes Circenses de la Universidad de San Martín. Fue director del Centro de Creación y Perfeccionamiento en Artes Circenses de la ciudad de La Plata y del Centro Artes Circences y Urbanas de Santa Fe.

Sus obras “Gala”, “Sanos y salvos”, “Fulanos” y “Bellas artes” han recibido numerosos premios y menciones en Argentina y España. Siempre buscando emocionar, sorprender y divertir a través de una poética del movimiento y de la acción, llevó sus trabajos a otros países como España, México, Perú, Venezuela, Ecuador, Estados Unidos, Brasil, Francia y China, participando en numerosos festivales internacionales.

Sobre Juan Parodi

Premio ACE 2014 por la dirección de "MauMau o la tercera parte de la noche". Entre sus últimos trabajos se destacan la adaptación y dirección de "Boquitas Pintadas" de Manuel Puig producida por la Comedia de la Universidad del Litoral, la dramaturgia y dirección de "Rosa brillando" por cuyo trabajo ganó dos premios Teatro del Mundo, "Perros de la belleza" junto a La Joven Guarrior y "Vidriera Irrespetuosa", una ocupación urbana en las vidrieras de un tradicional comercio porteño, dentro del Festival Internacional de Cabaret. Dirigió además "Cariño Yacaré", "Fotos de Infancias", "El 3340 (con humos de cabaret)", "Solita para todo", entre otros. Participó del ciclo Nuestro Teatro con la obra "Liniers", y en el ciclo Poesía en escena en el Teatro Cervantes con la performance "Todos los paisajes nos hacen pequeños". Fue Director invitado por Timbre4 para el proyecto Montajes 2017. Integró el grupo fundador del Teatro Anfitrión y fue miembro de su dirección artística durante 8 años. "Quiero decir te amo" es la primera obra como director invitado por el Grupo Humo Negro de San Martín de Los Andes.

Diario Primicia

Redacción

Te puede interesar