Quedó en prisión la mujer que ofrecía a su hija por Internet para prostituirla

Sucesos 24 de mayo de 2019 Por
Así lo dispuso el juez penal Nicolás Falkenberg. La imputada fue detenida el pasado 15 de mayo en una vivienda del barrio María Selva.
image5c34c8f0a60c8
- imagen ilustrativa

La Justicia provincial ordenó este jueves que una mujer acusada de ofrecer a su hija de 17 años por Internet para luego prostituirla en su casa permanezca detenida bajo la medida cautelar de prisión preventiva tras la orden del juez de la Investigación Penal Preparatoria, Nicolás Falkenberg. 

La misma fue detenida el pasado 15 de mayo en una vivienda del barrio María Selva en el marco de una causa que inició la Agencia de Trata de Personas de Santa Fe y que fue tramitada por el fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Federico Grimberg (del área de Violencia de Género, Familiar y Sexual). El pasado lunes, la mujer identificada como Nadina S., fue imputada por el delito de "promoción de la prostitución ajena agravada por tratarse de su propia hija, la convivencia y ser menor de 18 años de edad, en concurso real con facilitamiento de la prostitución ajena agravada por tratarse de su propia hija, la convivencia y ser menor de 18 años de edad". 

Este jueves, luego de una audiencia de prisión preventiva que tuvo lugar en la Sala I del subsuelo de tribunales, el magistrado hizo lugar al pedido del fiscal que tramita el caso y ordenó que la mujer permanezca privada de su libertad hasta que llegue el juicio. 

Mediante un comunicado oficial de la Oficina de Prensa del MPA, el fiscal explicó que “la investigación se inició a raíz de una denuncia telefónica que realizó una persona del entorno familiar de la víctima y de la imputada. A partir de esa información, se hicieron tareas de inteligencia que permitieron corroborar que, al menos, entre el 9 de abril y el 15 de mayo de este año, se cometieron los delitos atribuidos”. 

“La imputada instruyó a su hija menor de edad acerca de la actividad de intercambio de sexo por dinero. Le indicó los distintos servicios que debía prestar, el precio a cobrar por ellos y dónde y cuándo promocionarlos”, explicó el fiscal Grimberg - quien trabajó en la causa junto con la fiscal Alejandra Del Río Ayala-.  “También la instruyó a que se sacara fotos para enviarlas a posibles clientes a través de un teléfono celular”, agregó el funcionario judicial.

“La mujer investigada también hizo que su hija se dedique efectivamente al intercambio de sexo por dinero –actividad que realizó a diario– poniendo a su disposición la oportunidad y las condiciones necesarias para que la actividad sea posible”, sostuvo el fiscal e indicó que “la imputada acondicionó una habitación de la vivienda que compartían, y era quien ofrecía y concertaba los servicios de la menor”.

Por último concluyó con que “los ilícitos fueron realizados de manera continua, con regularidad y en conocimiento de la actividad que habilitaba, aprovechándose de la filiación que las une y de la convivencia que mantenían”.
 

Diario Primicia

Redacción

Te puede interesar