El calvario: Nena de 12 años violada y estrangulada por su padrastro

Sucesos 09 de abril de 2019 Por
El cuerpo de Flor fue encontrado el 23 de marzo de 2017. Fue el final de una pesadilla, una de la que Florencia nunca pudo despertar. Lucas Gómez la violó con ferocidad y luego la estranguló. Pero no era la primera vez que abusaba de ella. Creen que su mamá sabía todo
florencia_di_marco.jpg_1572130063

Después de dos años del femicidio de Florencia Di Marco, la nena de 12 años violada y estrangulada por su padrastro en San Luis, este lunes comenzó el juicio contra su mamá, Carina Di Marco. Creen que la mujer sabía del calvario que padecía su hija, sometida a constantes abusos de parte de su pareja quien se suicidó dos meses después de ser arrestado.

El calvario de Florencia

El cuerpo de Florencia fue encontrado el 23 de marzo de 2017 en el cauce del arroyo El Saladillo, a donde cayó arrojado desde el puente. Fue el final de una pesadilla, una de la que Florencia nunca pudo despertar.

Según informó TN, la autopsia de la víctima determinó que había sido brutalmente violada y ahorcada con un lazo, pero también que no era la primera vez que la violaban. Incluso sus maestras dijeron tras el crimen que sabían que su padrastro se propasaba con ella y que intentaron advertirle a la madre, pero que esta defendió a su pareja y trató a su hija de mentirosa.

El rol de la mamá

De acuerdo al testimonio de las maestras, Florencia llegó a contárselo a una maestra que no dudó en llamar a su mamá. Pero Carina tildó de mentirosa a la nena. Esto es, de acuerdo a la versión de las docentes.

Sin embargo, este lunes, en el primer día del juicio, la mamá de Florencia rechazó tales acusaciones y aseguró no saber nada de lo que le pasaba a su hija. Tras el suicidio de Lucas Gómez, el asesino y violador –encontraron su ADN en el cuerpo de la niña–, Carina es la única detenida e imputada por el hecho. Declaró durante 40 minutos, lloró dos veces y negó haber tenido conocimiento del calvario que sufría la nena.

Está acusada de ser partícipe necesaria de los abusos por omisión, es decir, de haber sabido que su hija era abusada y aún así no haber hecho nada para evitarlo. La pena que pidieron para ella es de 17 años y medio de cárcel.

Diario Primicia

Redacción

Te puede interesar