Santa Fe: hay más de 900 locales vacíos

Provincial 12 de marzo de 2019 Por
El dato surge de un relevamiento del Centro Comercial de Santa Fe, que incluyó el macrocentro y las avenidas (una muestra de casi 7.000 negocios). La tendencia se aceleró en el último año, con un aumentó del 21% en la cantidad de locales desocupados.
peatonal%20san%20martin

Persianas bajas, vidrieras sucias y cajas abandonadas. Hay 937 locales vacíos en el centro y las avenidas más comerciales de la ciudad, según un relevamiento del Departamento de Investigaciones y Estudios Sociales (DIES) del Centro Comercial de Santa Fe. Lo que más preocupa es que la tendencia se disparó en el último año: creció un 21% en comparación con mayo de 2018, cuando había 770 negocios vacíos.

“En los últimos seis meses, incluso, también medimos un aumento de 10% en la cantidad de locales desocupados por la difícil situación que atraviesa el comercio”, le confirmó a El Litoral Carlos Arese, director del DIES. 

 

El estudio analiza una muestra de 6.843 negocios en calles del centro, como San Martín, Rivadavia, y San Jerónimo; y también en los corredores comerciales de los barrios, como Aristóbulo del Valle, Facundo Zuviría y General Paz. “Estimamos que representa entre el 70% y el 80% de los comercios de la ciudad”, precisó Arese.

Los más de 900 locales vacíos son casi el 14% del total de negocios relevados. En octubre de 2015, cuando había 681 negocios vacíos en Santa Fe, el porcentaje de locales desocupados era del 10%, según el estudio.

 

Al analizar calle por calle, salta un dato de peso: la mayor cantidad de locales vacíos (74) está en San Martín, el sector comercial más tradicional de la ciudad. Después siguen Facundo Zuviría (70), Aristóbulo del Valle (68) y General Paz (56). Pero hay que hacer una aclaración. En Aristóbulo, al menos, bajó la cantidad de locales desocupados, porque en octubre de 2018 eran 85.

Por las nubes
 

El mayor costo del alquiler es una de las razones por las que San Martín lidera el ránking de calles con más negocios vacíos. Es que puede valer el doble que en Aristóbulo o General Paz. Para un comerciante, “migrar” del centro hacia las avenidas comerciales implica una sensible reducción de los costos, que también se encarecieron por el aumento de los servicios (sobre todo la tarifa eléctrica).

 

En la tendencia también influye la fuerte caída en las ventas: en febrero, por ejemplo, el 65% de los comerciantes aseguró que vendió menos que ese mismo mes del año pasado, en una encuesta que también realizó el Centro Comercial.

 

En esa consulta, casi la mitad de los comerciantes opinó que el escenario recesivo continuará durante los próximos meses. “Se interpreta una cierta resignación y aceptación de un amesetamiento de la actividad”, concluyó el informe. Esa intuición de que las cosas van a seguir complicadas es uno de las variables que explica porque algunos referentes de los negocios “salen” de los lugares más preciados del centro y se repliegan en otras zonas comerciales de la ciudad, al menos hasta que las ventas comiencen a recuperarse.

Diario Primicia

Redacción

Te puede interesar