Policía mató a dos ladrones que quisieron asaltarlo

Sucesos 31 de enero de 2019 Por
Dos fallecieron y los otros dos se dieron a la fuga en un vehículo
isidro_casanova.jpg_1572130063

Un policía bonaerense mató a balazos a dos delincuentes que, junto a dos cómplices que escaparon, pretendieron asaltarlo este miércoles. El agente fue abordado cuando caminaba con su novia de regreso a su casa en la localidad bonaerense de Isidro Casanova.

El policía, de 23 años, se desempeña en la Unidad Policial de Prevención Local (UPPL) de Isidro Casanova, del partido de La Matanza. Cuando regresaba a su vivienda, cuatro delincuentes que iban a bordo de una Citroën Berlingo blanca se detuvieron junto a ellos y los amenazaron para robarles.

La novia del policía relató que ante esa situación y a pesar de verse rodeado por los ladrones, el efectivo que estaba franco de servicio y vestido de civil dio la voz de alto. Y que luego los asaltantes los atacaron a balazos, por lo que él extrajo su pistola reglamentaria para repeler la agresión. 

A raíz del enfrentamiento, uno de los delincuentes, de unos 18 años, recibió un balazo en la cabeza que le ocasionó pérdida de masa encefálica y otros dos disparos en el pecho. Fue trasladado al hospital Paroissien, donde quedó internado bajo custodia, pero luego murió como consecuencia de las lesiones sufridas.

Además, otro cómplice de unos 30 años murió en el lugar a raíz de un disparo en el pecho, otro en la parte inguinal y el restante en la boca.

Los investigadores aseguraron que en poder de los dos asaltantes fallecidos no se hallaron armas ni se encontraron vainas servidas, más allá de las del arma reglamentaria del policía.

Sin embargo, la sospecha es que los otros dos ladrones que huyeron portaban revólveres, y confirmaron, de acuerdo con el relato de testigos, que esos delincuentes sí dispararon. 

El policía y su novia resultaron ilesos, mientras que dos efectivos del Comando Patrulla Sur que iban a bordo de un móvil escucharon las detonaciones y se acercaron al lugar. 

El patrullero persiguió cerca de ocho cuadras a los otros dos delincuentes que huyeron en la Berlingo, la cual apareció abandonada luego en el cruce de avenida Cristianía y Arribeños, en Villa Luzuriaga. 

Efectivos de la comisaría 1ª de Isidro Casanova constataron que el vehículo tenía cinco orificios de bala y que había sido robado este miércoles en jurisdicción de la seccional 2ª de San Antonio de Padua, partido de Merlo.

En ese asalto, interviene el fiscal Fernando Capello, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial Morón, en un causa caratulada como "robo automotor".

Por su parte, el asalto y tiroteo es investigado por el fiscal Jorge Yametti, a cargo de la UFI Temática Homicidios del Departamento Judicial La Matanza, quien no tomó ninguna decisión sobre el policía.

Si bien todavía el oficial no declaró ante el funcionario judicial, los testigos que observaron la situación, entre ellos su novia, declararon que los delincuentes estaban armados y que él se defendió con su pistola Bersa Thunder. 

Al respecto, los investigadores procuraban encontrar cámaras de seguridad que hayan captado el momento del ataque. Además, el fiscal Yametti dispuso el secuestro del arma reglamentaria para ser peritada.

 
Fuente: Télam

Diario Primicia

Redacción

Te puede interesar