¿Lo sabias? Según Unicef, el 48% de los chicos en el país son "pobres multidimensionales"

Nacional 04 de diciembre de 2018 Por
Los datos se desprenden de un sondeo que no toma solamente los ingresos sino también otras variables como la educación, vivienda, salud.
chicos-en-comedor-933x517

El 48% de los niños, niñas y adolescentes de la Argentina son pobres, en un sondeo que no toma solamente los ingresos sino también otras variables como la educación, vivienda, salud, entre otras. Son 6,3 millones de chicos que califican como pobres en al menos una de las variables monitoreadas.

Estos datos surgen de un análisis metodológico que realizó Unicef apoyándose en los datos del primer semestre del año de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH). Este último punto no es menor: la medición no abarca lo peor de la crisis económica empezó en mayoy los especialistas prevén que en la próxima medición los datos sea aún más preocupantes.

La medición que realizó Unicef se basó en factores multidimensionales, es decir, no solamente en los ingresos que puede percibir una familia. Por lo tanto, un niño es pobre si, al menos, está privado de alguno de estos elementos: educación, protección social (asistencia), vivienda adecuada, saneamiento básico (tiene baño), acceso a agua segura y hábitat seguro (si vive en un terreno inundable o cerca de un basural).

Un dato interesante para contrastar cómo la pobreza afecta más a los pequeños es que, en la totalidad de la población, el 38% sufre al menos una privación. Es 10% menos que en el caso de los niños. "La pobreza tiene cara de niño o niña", sintetizó ante estos datos Sebastián Waisgrais, especialista en inclusión social de Unicef.

En el informe, Unicef también tomó en cuenta los datos de Indec que miden la pobreza por ingresos (la que toma como referencia el Estado). En la Argentina hoy el 27,3% es pobre (con ingresos insuficientes para comprar la canasta básica total) y el 4,9% vive en la indigencia extrema, según esos sondeos.

Una vez más, esta situación golpea con más dureza a los niños: el 41,6% de las personas menores de 18 años son pobres, mientras que el 8,1% son indigentes

Algunos factores puntuales agravan esta situación: en los hogares monoparentales que dependen del ingreso de un solo padre el 48,4% de los niños es pobre. En el caso de los hogares extendidos (donde la familia "tipo" además suma a otros parientes como abuelos) la cifra asciende al 52%.

Unicef advierte además sobre la cantidad de niños "invisibilizados" que quedan en la Argentina con la medición tradicional del Indec de la pobreza por ingresos: como el dinero que entra al hogar es el "suficiente" no son considerados pobres, por más que tengan otras carencias como en su hogar o en el acceso al agua.

El mayor problema que representa este tipo de medición es que dificulta la posibilidad de generar acciones y políticas de fondo.  Así lo sintetizó Waisgrais: "Lo que proponemos es que hace falta mandar líneas de base y respuestas políticas que no se acaben en la AUH, aunque éste sea un programa muy bueno".

Diario Primicia

Redacción

Te puede interesar