El oscuro perfil psicológico del hombre que mató de 16 puñaladas a su hijastro de 10 años

Sucesos 29 de noviembre de 2018 Por
"Era un manipulador y psicópata, yo temía un desenlace violento”, dijo un familiar del niño. Después de cometer el crimen, Juan Cruz Chirino terminó suicidándose.
chat1

Un familiar de la mujer herida y del niño asesinado por su padrastro en una casa de la localidad bonaerense de Tolosa, partido de La Plata, sostuvo que el homicida "era un manipulador y un psicópata", razón por la cual "temía un desenlace violento".

Se trata de Roberto Coradello, tío de Soledad Marcos (32), quien el martes a la mañana fue baleada en el rostro por su pareja, Juan Cruz Chirino (28), quien mató de 16 puñaladas al hijo de la mujer, Marcos, Ciro (10), y tras nueve horas de atrincherarse en la vivienda que ocupaban en las calles 116 entre 529 y 530, se suicidó. 

"Yo pensé que podía haber un desenlace violento, pero contra mi hermana, que es la madre de Soledad y la abuela de Ciro. El Chirino la maltrataba psicológica y verbalmente, incluso la ha empujado varias veces y le decía: 'Mierda, hija de puta'", relató a Télam Coradello, hermano de la madre de Soledad y quien vivía en una casa contigua a la de las víctimas.

 
Remarcó que él "temía" que Chirino pudiera tomar venganza contra su hermana y contra Ciro, que era su primer nieto.

"Hace tres años la relación entre Soledad y este flaco se tornó así, y ella lo había denunciado varias veces en la comisaría de la mujer y en la Fiscalía; pero él iba y venía, el flaco comía y dormía en esa casa", detalló.

Coradello afirmó que Chirino "era un manipulador y un psicópata, era jugador, trabajó en una remisería, pero lo habían echado porque había robado".

Agregó que también había sustraído una pensión a su hermana y hasta le robó dinero al nene (por Ciro)", recordó el hombre.

 
Explicó que su sobrina tenía tres hijos con Chirino, de 4,3 y 2 años, quienes quedaron al cuidado de su abuela Alicia.

El chat con un amigo

Mientras estaba atrincherado en la vivienda, antes de suicidarse, Chirino conversó por WhatsApp con un amigo. "Le escribe mensajes al lado mío. En la cama", le contó el asesino al hombre. "¿Qué paso con el nene?", quiso saber del otro lado su amigo, a lo que Chirino respondió “Nada, un moco”.

 
 

Diario Primicia

Redacción

Te puede interesar