Santa Fe: La lluvia afectó el 50% de la producción del cinturón hortícola

Provincial 28 de noviembre de 2018 Por
Así lo confirmó Guillermo Beckman.
PRODOK-933x517

Las lluvias de hace una semana afectaron la producción del cinturón hortícola santafesino, desde la Sociedad de Quinteros confirmaron que un 50% de los productos se vieron afectados esa semana sin embargo aseguraron que se está trabajando para recuperarla.

Por otro lado destacaron que el volumen sembrado garantiza el abastecimiento al mercado interno.

Al ser consultado sobre la situación que atraviesa el sector el titular de la Sociedad de Quinteros no duda en destacar que a pesar de la baja rentabilidad que se obtiene, continúa firme la producción.

Las verduras de hojas verdes como lechuga, achicoria y rúcula fueron las que más sufrieron los efectos de las constantes lluvias. En relación a los productos Beckman destacó que también están trabajando en el cultivo del zapallito y de las chauchas.

“Acá llovió 160 mm pero la estructura acompañó porque el agua drenó rápido”, explicó el referente de los quinteros y productores.

A pesar de la poca ganancia que obtienen los productores que integran el cinturón hortícola local, en la actualidad estos abastecen al mercado santafesino así como también al norte de la provincia alcanzando a Reconquista, Chaco, Mortero (Córdoba) , Buenos Aires y Entre Ríos.

“El tomate hace diez días costaba en el mercado entre 700 a 800 pesos el cajón, hoy se está produciendo en Santa Fe y sale de 100 a 200 pesos”, ejemplifica el referente.

Los impuestos, cargas impositivas, el constante incremento de los combustibles e insumos a precio dólar son factores que asfixian a los quinteros. “Siguen apretando al chico”, afirma Beckman.

Preocupación

Uno de los problemas que están trabajando e intentando solucionar es la quita del monotributo social que conlleva beneficios para los productores.

Otro aspecto que preocupa es la implementación del Documento de Tránsito Vegetal electrónico (DTV-e), el cual fue lanzado por el Senasa y Afip. A través de este documento,  generado en un único trámite y por autogestión, permitirá cumplir con el control fiscal de lo que se traslada con fines comerciales y con el resguardo del estatus fitosanitario de la producción vegetal.

Beckamn calificó esta nueva norma como una locura ya que solo colaborará a marginar a los pequeños productores. “El Estado aplica normas como una guía electrónica, donde no hay internet y están exigiendo cosas para las que no estamos preparados,–sostuvo el referente.  Estamos tratando de subsistir y complican la existencia con medidas que son tomadas para grandes productores y no suman”.

Fuente: UNO Santa Fe

Diario Primicia

Redacción

Te puede interesar