Luthería sustentable, el emprendimiento del #VecinoDestacado

Ciudad 05 de octubre de 2018 Por
Los viernes es un día especial en el Instituto para el Desarrollo Sustentable debido al aporte de los ciudadanos rafaelinos que continúan sumándose a la propuesta de #VecinoDestacado. Hoy tiene un tinte que lo hace diferente: el artístico y musical. En esta oportunidad es Yamil Jacobo, vecino del barrio Pizzurno quien sorprende con su emprendimiento verde.
vecino destacado 1

Yamil es músico y distribuidor de productos de almacén. Nació en Vila pero hace más de 26 años que vive en Rafaela. En su tiempo libre fabrica instrumentos artesanales con materiales recuperados y les da vida haciéndolos sonar. Además tiene una huerta y jardín en el patio luz de su casa y elabora compost con hojas secas y residuos de patio.

Aquellos vecinos que quieran participar y contar sus acciones por el medio ambiente, lo pueden vía Facebook o Instagram al perfil de idsrafaela o vía mail a [email protected]

#VecinoDestacado es una iniciativa que busca contagiar a todos los vecinos con propuestas novedosas, para que entre todos construyamos una ciudad más verde, limpia y sustentable.

La música y “Luthería Sustentable”

Yamil es vecino de nuestra ciudad. “Hace 26 años que estoy en Rafaela, una gran parte de mi corazón está acá”, confesó. Desde los 6 años que la música forma parte de su vida y la disfruta como el primer día. Tiene un emprendimiento que nació de su curiosidad por la luthería y la huerta; en conjunto con la voluntad de recuperar materiales que iban a ser desechados. Su nombre es “Luthería Sustentable”.

“Hace unos años sembré mates de calabaza porque mi objetivo era hacer instrumentos. A partir de ahí empecé. Uso tanto las calabazas como elementos que voy encontrando: una pata de una cama vieja, una patente, cajas de habanos, una cacerola rota, huesos de vaca, maderas, como lapacho o cancharana, entre otros materiales”, contó el artista.

El juego como medio de creación

“Empecé a estudiar música a los 6 años, cuando mi papá me mandaba a tomar clases. Desde ahí nunca más me separé de ella”, relató Yamil. Es autodidacta y tiene varios proyectos musicales con los que llena de blues y rock bares y teatros. “Con la Luthería empecé hace 20 años. Me gusta muchísimo”, explicó. “Es investigar un poco, arriesgarse a ver que pasa. Arruiné un montón de cosas, pero es parte del proceso”, agregó.

De creaciones y encuentros

“El primer instrumento que hice era horrible. El segundo, se lo regalé a un Marroquí amigo, Brahim Fribgan, que ahora es músico de Residente, ex Calle 13”, narró como anécdota.

Entre los instrumentos que fabricó se encuentran una Kora, arpa africana, con calabazas de su plantación. El vecino comentó que “fue todo experimental, yo no tenía idea del instrumento. Una amiga viajó a España y compró un CD a un artista callejero. Cuando volvió, me lo regaló. A partir de ahí escuchÉ durante varios años ese sonido, me transportaba”.

Así fue como se inspiró y decidió fabricar una. También fabricó un Erhu, violín chino, un Laud y un violín árabe; ya que disfruta mucho de experimentar con nuevos sonidos. Entre sus creaciones más frecuentes se encuentran las Cigar Box, guitarras bluseras fabricadas con cajas de madera de cigarrillos o habanos. Además, utilizando los mismos materiales, realizó un Ukelele para uno de sus hijos. “Son todos electrónicos, utilizan micrófonos para la amplificación del sonido”.

La huerta y la producción propia de alimentos

Yamil también tiene una huerta realizada en cajones de manzanas, la cual cuida y le provee alimentos para cocinar. “Me encanta, me desconecta. Tengo pimientos, tomates, hortalizas y, sin querer, papas. Nacieron solas, en el mismo compost”, manifestó el vecino.

Diario Primicia

Redacción

Te puede interesar