La tarifa de la EPE sube 15 por ciento por la quita de subsidios de la Nación

Nacional 04 de agosto de 2018 Por
Los nuevos valores rigen desde este mes a raíz del incremento del 36 por ciento de la electricidad generada a nivel nacional. Alcanza al 80 por ciento de los clientes
0024156193

La Empresa Provincial de la Energía (EPE) informó que desde este mes la tarifa en Santa Fe subirá un 15 por ciento promedio por la quita de subsidios nacionales. La medida alcanza al 80 por ciento de los clientes de la compañía energética, a excepción de quienes perciben algún subsidio o son beneficiarios de la tarifa social.

La EPE explicó que la decisión local se adoptó tras una disposición de la Subsecretaría de Energía Eléctrica del Ministerio de Energía de la Nación, que estableció un incremento en el precio mayorista de la electricidad para pequeñas demandas residenciales, comerciales e industriales, de $1.080 por MWh a $1.470 por MWh a partir del 1º de agosto.

Se trata de un aumento de la energía mayorista del 36,1 por ciento que la EPE absorbe parcialmente, pero una porción la traslada a sus clientes ante la imposibilidad de hacerse cargo de la totalidad.

Desde la gobernación explicaron que la medida significa que la factura a abonar por la EPE a Cammesa, pasa de 1.000 millones de pesos a casi $1.500 millones de pesos mensuales.

Los detalles de la implementación de esta normativa resuelta por el gobierno de Cambiemos fueron publicados en el Boletín Oficial de la República Argentina el miércoles pasado.

El traslado de este nuevo precio de compra de energía trae como consecuencia un incremento del 15 por ciento promedio a partir de los consumos del 1º de agosto en la tarifa final, para el 80 por ciento de los usuarios residenciales de la EPE.

De 1.070.000 usuarios residenciales de la EPE, 345.000 acceden a tarifas subsidiadas, de los cuales 128.000 son beneficiarios de la tarifa social provincial, 34.000 de la tarifa provincial a jubilados, 50.550 de la tarifa social nacional jubilados, 132.000 con tarifa social nacional y 451 electrodependientes. Así, uno de cada tres usuarios cuenta con importantes beneficios a través de alguno de estos tipos de tarifa.

La factura de una distribuidora eléctrica está conformada por la compra de energía, el valor agregado de distribución (VAD) y los impuestos municipales, provinciales y nacionales que se aplican a la tarifa.

Desde la compañía recordaron que la EPE abastece a más de 1.300.000 usuarios, con una densidad de 11 suministros por kilómetro cuadrado. Opera 66 estaciones transformadoras, más de 50.000 kilómetros de líneas de alta, media y baja tensión, de las cuales 20.367 kilómetros son redes aéreas destinadas a abastecer el sector rural.

Fuertes críticas

El incremento tarifario se consuma tras otra fuerte pelea entre Santa Fe y el gobierno nacional. Al respecto, el gobernador Miguel Lifschitz cuestionó que la Casa Rosada "aumenta las tarifas desde la Nación y le echan la culpa a la provincia. Es inexplicable, no tienen argumentos ni tienen cara".

Luego planteó que "la EPE es una de las mejores empresas de distribución de energía del país, y no corresponde que nos hagan responsables de los aumentos de los costos de las tarifas, que tienen como responsables al Ministro de Energía anterior y al actual. Hay intencionalidad manifiesta de tratar de responsabilizar a las provincias de las políticas de ajuste que está implementando el gobierno nacional".

Diario Primicia

Redacción

Te puede interesar