Difunden imágenes para conocer cómo se vería hoy Maxi Sosa, el niño desaparecido en Ceres

Sucesos 09 de mayo de 2018 Por
Continuarán en prisión preventiva las personas investigadas de la sustracción del menor. El niño desapareció cuando tenía tres años el 21 de diciembre de 2015 en la ciudad de Ceres
0023457948

En un nuevo capítulo en el caso de la desaparición de Maximiliano Sosa, tanto la abuela del niño como el hombre que es su pareja continuarán en prisión preventiva. El menor tenía tres años cuando desapareció el 21 de diciembre de 2015 en la ciudad de Ceres.

Maximiliano Sosa fue intensamente buscado durante el último mes del 2015 luego de haber desaparecido de la casa de su abuela en el barrio Juan Pablo II, en la periferia de la ciudad límite con Santiago del Estero. La última vez que había sido visto, fue cuando se dirigía hacia la casa de un amigo, a la cual nunca llegó.

Desde el gobierno provincial llegaron a ofrecer una recompensa –que pasó de $50.000 a $100.000– para quien aportara información, pero el nene nunca apareció.

Los detenidos son una mujer de 41 años y un hombre de 37, cuyas iniciales son P.S. y A.M., respectivamente. Ambos son investigados por los delitos de sustracción de persona menor de 10 años y falsa denuncia en el caso de su abuela. Así lo resolvió el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Héctor Tallarico, en dos audiencias celebradas el jueves de la semana pasada y el lunes en los tribunales de la ciudad de San Cristóbal.

"Los defensores de los imputados solicitaron la revisión de la medida cautelar impuesta oportunamente a la abuela del menor y su pareja, y desde la Fiscalía argumentamos por qué creíamos que los imputados debían continuar en prisión preventiva", informó la fiscal Hemilce Fissore, a cargo de la investigación.

En tal sentido, agregó que "esta Fiscalía se opuso a lo peticionado por considerar que continúan reuniéndose –como desde el primer momento– los requisitos legales para la procedencia de la medida cautelar en curso". Al respecto, detalló que "el plazo transcurrido es razonable atento a la complejidad investigativa de la causa y las distintas instancias procesales ya transitadas y aún pendientes".

0023457865

La fiscal completó que "el juez dio por acreditados los motivos que expusimos desde el MPA y resolvió que tanto la abuela como su pareja continúen en prisión preventiva sin plazos".

Desde 2016

P.S. y A.M. están en prisión preventiva desde el 1 de agosto de 2016. Ese día se realizó la audiencia en la que el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), José Luis García Troiano, dictó la medida cautelar para la mujer y para el hombre con el que ella convivía.


"En marzo de 2017, el defensor de P.S. solicitó una revisión de la situación cautelar y el juez Tallarico resolvió mantenerla –recordó Fissore–. A fines de diciembre del mismo año, la medida cautelar fue tratada por tercera vez y, nuevamente, se resolvió mantenerla por encontrarse elementos que permiten creer en la posible autoría y responsabilidad de la imputada y porque las evidencias aportadas por la defensa no habían variado esta situación", detalló.


Respecto de A.M., la fiscal puntualizó que "esta es la primera audiencia de revisión solicitada por su defensa". La funcionaria del MPA agregó que "en ambos casos se mantuvo el criterio acerca de los riesgos procesales que implicaría la libertad de cualquiera de los dos imputados. El menor todavía no fue localizado ni han surgido datos de su paradero, por lo cual, la libertad podría contribuir al entorpecimiento de la investigación como también a la fuga de los dos imputados".


Mas de dos años

Los delitos por los que se investiga a P.S. y A.M. fueron cometidos entre el viernes 18 y el lunes 21 de diciembre de 2015 en la ciudad de Ceres (departamento San Cristóbal). "La mujer investigada y un hombre mayor de edad con el que convivía sustrajeron al menor –por entonces de tres años– del poder de su madre sin su consentimiento, lo retuvieron y lo ocultaron para luego desplazarlo a un destino desconocido, por lo cual todavía no se ha podido dar con el paradero del niño", recordó Fissore.


"El 21 de diciembre, P.S. se comunicó telefónicamente con la comisaría de Ceres y denunció falsamente la desaparición de su nieto, a sabiendas de la inexistencia del hecho denunciado. Por eso también fue imputada por el delito de falsa denuncia", agregó la fiscal.


Retrato progresivo

"Como parte de las tareas investigativas, el MPA trabaja con la División de Individualización Criminal de la Policía Federal Argentina con el fin de realizar imágenes progresivas de cómo se vería el menor Maximiliano Sosa en la actualidad. A partir de las características morfológicas de las últimas fotografías del niño y de un software específico de edición se han confeccionado dos imágenes progresivas", destacó la funcionaria.

En tal sentido, agregó que "es de suma importancia la difusión de las imágenes, teniendo en cuenta que han pasado más de dos años de la desaparición del niño y esta herramienta nos permite actualizar la búsqueda del mismo".


Competencia

En relación a la competencia provincial o federal de la investigación, la fiscal señaló que "desde el 22 de septiembre de 2017 el procedimiento se encuentra suspendido y supeditado a la decisión de la Corte Suprema de Justicia de la Nación sobre la cuestión de falta de jurisdicción provincial planteada oportunamente por este ministerio, por entender que existen evidencias que nos permiten afirmar la probabilidad de estar ya ante un delito de competencia excepcional como es el de trata de personas, calificado en nuestro caso", sostuvo la fiscal.

"Como anticipáramos, las defensas hicieron énfasis en el transcurso del tiempo y en que no se ha formulado acusación, pero tenemos que destacar que el motivo por el cual no se ha acusado formalmente a los imputados es porque esperamos que la CSJN se pronuncie sobre la cuestión de la competencia", finalizó Fissore.

Fuente: Uno Santa Fe

Diario Primicia

Redacción

Te puede interesar