Argentina se quiere tomar revancha

Deportes 23 de marzo de 2017 Por
Argentina recibirá este jueves a las 20.30 a Chile, con quien perdió las dos últimas finales de Copa América, en un duelo clave por llegar al Mundial de Rusia 2018
0019946721
El seleccionado argentino recibirá esta noche a Chile con la necesidad de ganar para quedar en puesto de clasificación directa para el Mundial de Rusia 2018, en uno de los cinco partidos de la 13ª fecha de las Eliminatorias Sudamericanas.
El partido se jugará a partir de las 20.30 en el estadio Antonio Vespucio Liberti de River, contará con el arbitraje del brasileño Sandro Ricci y será televisado por la TV Pública y la señal de cable TyC Sports.
Argentina se ubica en el quinto lugar (hoy en zona de repechaje) con 19 unidades, a una de Chile y Ecuador, cuatro por debajo de Uruguay y a ocho del líder, Brasil, los cuatro seleccionados que ocupan las plazas mundialistas.
De ahí la necesidad de sumar los tres puntos, contra un rival directo, ya que un empate o una derrota lo dejaría en una situación al menos delicada, debido a que el martes 28 de marzo visitará a Bolivia, en los 3.600 metros de altura sobre el nivel del mar de La Paz, por la 14ª jornada, en un escenario que a los argentinos históricamente le costó muchísimo conseguir un buen resultado.
El entrenador Edgardo Bauza lo sabe, los jugadores lo saben y los hinchas, que el 8 de marzo pasado agotaron las localidades, también lo saben.
El estadio Monumental, en este contexto, presentará un marco imponente y extraordinario. Y además recibirá al seleccionado luego de cuatro fechas, un dato que no es menor.
La última vez que Argentina jugó de local en la cancha de River fue el 13 de noviembre del 2015 en el 1-1 frente a Brasil, por la 3ª jornada de las Eliminatorias.
Previamente, poco más de un mes antes, cayó con Ecuador por 2-0, en el debut. En síntesis, el seleccionado nacional todavía no ganó, en este certamen, en el estadio Monumental.
Es que después de esos partidos, Argentina mudó su localía al interior del país. Así venció a Bolivia por 2-0, en Córdoba, por la 6ª fecha; derrotó a Uruguay por 1-0, en Mendoza, por la 7ª (debut de Bauza); perdió contra Paraguay por 1-0, en Córdoba, por la 10ª; y goleó a Colombia por 3-0, en San Juan, por la 12ª.
Chile, el actual bicampeón de América (venció a Argentina en su país en el 2015 y también lo hizo en Estados Unidos en el 2016), será una buena medida para saber si el equipo de Bauza está en condiciones de clasificarse para Rusia 2018.
Cabe recordar que el seleccionado albiceleste le ganó a la Roja por 2-1, en Santiago, por la 5ª fecha de las Eliminatorias Sudamericanas.
Bauza, más allá de las estadísticas y las urgencias, empleará nuevamente un 4-2-3-1 para recibir a Chile. Solo realizará tres cambios, en relación al equipo que goleó a Colombia por 3-0, en San Juan, en la jornada pasada.
El defensor Ramiro Funes Mori, suspendido por acumulación de amarillas, le dejará su lugar a Marcos Rojo, quien jugará de marcador central por primera vez en el seleccionado; y Ever Banega y Lucas Pratto, por cuestiones tácticas, serán reemplazados por Sergio Agüero y Gonzalo Higuaín.
Bauza no contará con Paulo Dybala (el socio de Higuaín en Juventus y uno de los jugadores del momento en Europa) porque no está recuperado de una contractura en el isquiotibial izquierdo.
Con el mal de ausencias
Chile, dirigido por el santafesino Juan Antonio Pizzi, llega diezmado para este trascendental cotejo. Es que el mediocampista Arturo Vidal, una de sus máximas figuras, está suspendido por acumulación de amarillas y el volante Marcelo Díaz, otra pieza clave, sufrió un esguince en la rodilla derecha.
Sin todo su potencial, la Roja intentará dar el golpe en Argentina, donde nunca ganó. De hecho, apenas lo hizo en una oportunidad en el historial general.
Es que por Eliminatorias Sudamericanas se enfrentaron en trece oportunidades y la única victoria chilena fue en el estadio Nacional de Santiago, el 15 de octubre de 2008, de cara a Sudáfrica 2010; mientras que el último antecedente en Buenos Aires fue el 7 de octubre de 2011, camino a Brasil 2014, con goleada por 4-1 para el equipo que dirigía Alejandro Sabella.
Con todos estos ingredientes, Argentina se jugará –en buena medida– sus chances de llegar a Rusia 2018, donde intentará saldar una deuda: ganar una final luego de tres traspiés seguidos, tras perder en el Mundial de Brasil 2014 (con Alemania) y las Copas América 2015 y 2016 (ambas con Chile).
Fuente: Uno Santa Fe

Diario Primicia

Redacción

Te puede interesar