¡Gran alerta por el contagio de VIH entre jóvenes gays y trans!

Ciudad 22 de septiembre de 2014 Por
Hoy los varones homosexuales parecen más expuestos. El preservativo es clave para frenar el repunte.


Los servicios de detección de VIH que ofrecen las organizaciones de la diversidad sexual vienen registrando un incremento de casos seropositivos entre jóvenes gays y trans. Como siempre, el uso o no del preservativo parece ser la clave para frenar el repunte en una franja de la población que hoy por hoy tiene escaso registro, "poca inscripción" de lo que significa y sobre todo significó contraer el virus del sida. El fenómeno preocupa a nivel local, en consonancia con una tendencia sobre la que ya viene alertando la agencia de Naciones Unidas que lucha contra el avance de la enfermedad.

Por eso en unos días se lanzará la campaña de cinco cortos "Chequeá stock", elaborada por la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans, junto a la organización no gubernamental Kunst, con financiamiento del Promusida y apoyo de Onusida.
El objetivo, simple y contundente, es promover el uso del forro.

Cuando el VIH debutó como epidemia a nivel mundial, a comienzos de la década del 80, el colectivo homosexual de las grandes ciudades fue claramente el más afectado, con porcentajes de contagio tan desmarcados de la población global que rápidamente causaron estragos.

Justamente por eso, y gracias a campañas específicamente orientadas, a medida que fueron pasando los años ese sector bajó en forma consecuente sus índices de contagio, mientras los porcentajes se elevaban dentro de la población heterosexual. A partir del 2000, por ejemplo, el monitoreo de la enfermedad mostró un crecimiento proporcional alarmante entre mujeres heterosexuales.

Pero ahora, nuevamente, la circulación del virus repuntó entre varones homosexuales jóvenes. Así lo reportó el último informe del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (Onusida), cuyo director ejecutivo, Luiz Loures, atribuyó el fenómeno al hecho de que ese colectivo tenga hoy "una idea más complaciente del virus, porque el VIH ya no tiene la cara de sufrimiento y de muerte que tenía antes", algo que sin embargo definió como "una ilusión".

"Las tres registran que la mayor cantidad de nuevos positivos de VIH se da entre jóvenes gays y transexuales". Aunque como siempre, la prevalencia responde a una "interseccionalidad de factores", en la que la variable socioeconómica y sociocultural sigue desempeñando un papel medular.
El contagio del virus obedece primariamente a que ha cedido el uso del preservativo.

Y si al hecho de que las prácticas sexuales entre hombres conllevan por definición más riesgos de contagio del virus de VIH se suma que los jóvenes rara vez piensan en la muerte, se hace más clara la necesidad de insistir con el uso del preservativo y de desmontar "toda una serie de mitos construidos a su alrededor, como que disminuye la sensibilidad o que enfría el momento”.

 

Te puede interesar