Diagnostican unos 100 casos de cáncer infantil por año en toda la provincia

Provincial 16 de febrero de 2018 Por
La tasa de sobrevida es del 67 por ciento y los profesionales destacan la importancia de la detección temprana de la patología.
0022779407

Maylén Verón llegó a la plaza Pringles con el pelo largo, pasando la mitad de la espalda. La niña, de ocho años, no se acercaba a una peluquería desde hacía dos años, cuando el cabello volvió a aparecer tímidamente en su cabeza. Sin embargo, decidió donarlo para otros niños que, como ella, tuvieran que afrontar un tratamiento oncológico. Gestos como el de Maylén se multiplicaron por cientos ayer en medio de la jornada organizada para conmemorar el Día Internacional del Cáncer Infantil. El acto sirvió para insistir sobre la importancia del diagnóstico temprano.

En la provincia, cada año entre 90 y 110 niños menores de quince años reciben un diagnóstico de cáncer. De acuerdo a las estadísticas del Registro Oncopediátrico Hospitalario Argentino, la incidencia de esta enfermedad a nivel nacional es de 128 casos cada millón de habitantes menores de quince años, en territorio santafesino se registran 105 casos por cada millón de habitantes de ese rango etario.

En Rosario, en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela inician su tratamiento entre 40 y 45 niños todos los años. Según destaca la directora del efector, Viviana Esquivel, los cánceres infantiles más frecuentes son las leucemias y los relacionados con el sistema nervioso central y, en promedio, tienen una sobrevida superior al 65 por ciento.

"Lo más importante es el diagnóstico precoz. Ciertos cánceres infantiles tienen una alta probabilidad de cura y esto tiene que ver con el diagnóstico temprano. Esto también influye en la calidad de vida que se puede dar a los niños y adolescentes y en la disminución de las secuelas", detalla la profesional.

Por eso, explica, "es fundamental no retrasar la primera consulta pediátrica en los centros de salud" ni "minimizar cualquier síntoma que puedan manifestar los chicos".


Solidarios

De la jornada de plaza Pringles participó una decena de instituciones convocadas por la Fundación Onco Hematológica Pediátrica Argentina (Faohp), entidad que trabaja en los hospitales Vilela, Centenario y Provincial, acompañando a las familias durante el tratamiento de sus niños, tanto en el hospital como en su regreso al hogar.

"Sinceramente nos sorprendió la convocatoria", se disculpaba María Gabriela Moroni, la presidenta del Faohp, cada vez que una persona pedía una cinta dorada o preguntaba dónde podía comprar una remera para colaborar con la entidad.

La de ayer fue la segunda jornada pública organizada por la fundación para conmemorar el día del cáncer infantil. El lema elegido fue claro: "Con un diagnóstico precoz, el cáncer infantil es curable".

Para Moroni, "es necesario cambiar la mirada porque el cáncer ya no es sinónimo de muerte, sobre todo en niños, y es necesario unirse brindando apoyo a todos los niños y adolescentes que están luchando para superar la enfermedad".

Todo ese aliento se sintió claramente ayer en las carpas ocupadas por los integrantes de Tijeras Solidarias, donde unos 50 peluqueros se lucieron con 150 cortes de pelo a cambio de la donación de las colas de cabello de unos 20 centímetros de largo que se convertirán en pelucas.

Entre los sillones correteaba Maylen, con un nuevo look desmechado y con flequillo. "Fue idea de ella donar el pelo", contaba muy emocionada su mamá, Analía Nieto.

Hace cuatro años, a la niña de ocho años le diagnosticaron una leucemia linfoblástica aguda. Su mamá todavía recuerda esos días con los mínimos detalles. El 5 de febrero llevó a su hija al Hospital de Niños Zona Norte porque tenía vómitos, un análisis de sangre demostró que tenía las plaquetas muy bajas y los médicos decidieron internarla. En ese trajín Analía escuchó a las enfermeras decir "ya llamamos a la oncóloga" y sintió que el mundo se le venía encima.

Lo que siguió fue una internación de casi un año, junto a su mamá y sin poder tener contacto con otras personas.

"Aprendimos a tener paciencia, a unirnos como familia y a vivir el día a día", reflexiona ahora mientras Maylén acomoda su nuevo corte de pelo.

No es la única niña que decidió donar su cabello. Emma, de cuatro años, llegó a la plaza con una trenza digna de Rapunzel. "Ella es muy chiquita, pero sabe la importancia de lo que hace", destaca su mamá, Carolina Quintana, enfermera de terapia intensiva pediátrica del Sanatorio de Niños, mientras la nena se saca una foto sosteniendo un cartelito que dice "Estoy feliz, doné cabello".

Cecilia Pahorilo (19 años) se enteró de la convocatoria a través de Instagram y no dudó en convertir su peinado.

"El pelo crece, y mientras tanto se ayuda a otra gente", piensa.


Curado

Desde el año 2002 cada 15 de febrero se conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil. La fecha tiene como objetivo sensibilizar y concientizar sobre la importancia de los desafíos a los que se enfrentan los niños y adolescentes y sus familias. Así como de la necesidad de que todos los niños en cualquier lugar del mundo tengan acceso a un diagnóstico y tratamiento preciso y a tiempo.

El símbolo de esa lucha es el lazo dorado, que compara la fortaleza de los niños con el oro. La familia de Tobías Sabetta, de 8 años, sabe de qué se trata todo eso. Cuando el chiquito tenía un año y ocho meses, su mamá comenzó a tocarle un bulto en la pancita.

Los médicos concluyeron que se trataba de un hepatoblastoma estadio 4, con metástasis en los pulmones. Una quimioterapia de seis meses permitió reducir en un 70 por ciento el tumor y la buena noticia de que su papá resultara cien por ciento compatible facilitó el trasplante de hígado que le salvó la vida.

En el 2011 Tobías fue el primer paciente sometido a un trasplante pediátrico en la ciudad. Y después de cinco años de tratamiento recibió el alta. "A la enfermedad le pusimos mucha fe, aun en situaciones muy difíciles", recuerda su mamá mientras Tobías pasea por la plaza con un antifaz del Capitán América, tan alegre y tan sano como cualquier niño.

Fuente: La Capital

Diario Primicia

Redacción

Te puede interesar