El dueño de un boliche está grave

Sucesos 12 de febrero de 2018 Por
Un empresario de 59 años permanecía ayer internado en una clínica
0022746477

Un empresario de 59 años permanecía ayer internado en una clínica de Mar del Plata luego de haber sido asaltado en su casa de Estación Chapadmalal por dos delincuentes que lo balearon y lo ataron con alambre de púa para robarle 3.000 pesos y electrodomésticos. Además, antes de escapar, los asaltantes mataron a un perro de la víctima.

El violento atraco ocurrió cerca de las 5 del sábado cuando Eduardo Aracil, dueño del boliche marplatense Sobremonte, fue sorprendido en su casa por dos ladrones que lo redujeron junto a su hija de 7 años. Los intrusos comenzaron a amenazar al empresario con que matarían a ambos si no les daba dinero.

Durante el lapso que permanecieron en el interior de la vivienda, Aracil fue maniatado con alambre de púas y baleado en una mano y en la zona lumbar. Según las fuentes, mientras lo seguían amenazando con matarlo si no entregaba dinero, también le hicieron un corte en uno de los dedos de la mano.

En ese contexto, el empresario les entregó una suma cercana a los 3.000 mil pesos y otros objetos de valor, pero cuando los delincuentes estaban por irse mataron a su perro.

Un vecino que escuchó los disparos llamó al 911 y un móvil policial arribó a la vivienda, donde había un gran desorden propio de un pelea, indicaron las fuentes.

En tanto, Aracil ya había sido trasladado por sus familiares a la clínica Colón, de Mar del Plata. Ayer el hombre permanecía internado a la espera de ser operado en las próximas horas para extraerle una bala que quedó alojada entre la tercera y cuarta vértebra lumbar.

Otro robo

La familia del empresario ya había sufrido otro violento robo en esa casa de Estación Chapadmalal cuando el 13 de noviembre del año pasado dos delincuentes ingresaron y asaltaron a las dos hijas mayores. Esa vez los ladrones, que habían lugar armados, ataron a las mujeres y al esposo de uno de ellas, a quien también golpearon, para llevarse dinero y el auto de la familia, que luego apareció incendiado.

Fuente: La Capital

Diario Primicia

Redacción

Te puede interesar