River no responde: Perdió 2-1 ante Gimnasia en el Bosque

Deportes 04 de diciembre Por
El equipo no detiene su caída en la Superliga: perdió 2-1 ante Gimnasia en La Plata y así acumuló cinco derrotas en sus últimos seis partidos
superliga-2582983w640

Torcido. Así está River desde hace 37 días, cuando todo empezó a desmoronarse en Córdoba. La reacción es mínima, la recuperación no se divisa y las respuestas futbolísticas siguen sin emerger, con errores defensivos que se repiten y problemas ofensivos para crear fútbol. Así, desde aquel 0-4 frente a Talleres del 28 de octubre, a la que llegó con nueve partidos invicto, el equipo de Gallardo perdió seis y ganó dos. Anoche, en La Plata, sumó una nueva derrota (2-1 ante Gimnasia) que lo deja a 12 puntos del líder Boca -con un partido más-, ya que sólo pudo conseguir tres unidades de las últimas 18 que disputó por la Superliga.

Gimnasia lo aprovechó y se puso en ventaja no bien comenzó el segundo tiempo con un gol de Colazo tras un grosero error de Casco, pero terminó sumando sobre la hora su tercera victoria consecutiva como local gracias a un excelente disparo de Aleman cuando todo derivaba en un discreto empate 1-1.

Para River, el golazo de Ignacio Scocco, de tiro libre, cuando faltaban 12 minutos para el cierre del partido, fue una muestra más de la dependencia de las individualidades por la falta de imaginación. Con un 4-4-2, el equipo quedó muy separado, con Ponzio y Rossi en la zona central y Fernández y De La Cruz abiertos, sin conectarse entre sí y sin generar sociedades para romper líneas. Así, con poco fútbol asociado y exprimiendo de a ratos las subidas de Casco y Saracchi, la previsibilidad se volvió ley, con Scocco y Borré demasiado inconexos del sistema de juego.

Únicamente en los pies de De La Cruz encontró un atisbo de ruptura y rebeldía en medio de la tediosa monotonía que inundó al equipo. Pero cada vez que el millonario buscó abrir el marcador, se encontró con la gran figura del arquero Martín Arias, quien únicamente no pudo decir presente en el gran remate de Scocco. La decisión del entrenador de guardar al necesario Pity Martínez marca una pauta: el partido del sábado, en Mendoza, frente a Atlético Tucumán, por la final de la Copa Argentina, es la prioridad de un semestre que se consolida como el más duro del ciclo.

Lo mejor del equipo de Gallardo este último tiempo fue haber llegado a la final de la Copa Argentina, torneo donde defiende el título. Se medirá el próximo sábado 9 de diciembre en Mendoza contra Atlético Tucumán.

Te puede interesar: Boca Juniors ganó con goles de Vadalá y Cardona a Arsenal y sigue en la cima de la Superliga

Fuente: La Nación

Diario Primicia

Redacción

Te puede interesar