¿Cuántos alumnos Santafesinos comen en las escuelas?

Provincial 23 de noviembre Por
Son los chicos que desayunan, almuerzan o meriendan en los colegios donde concurren.
0022119384

Este año se sirvieron unas 7 mil copas de leche más en las escuelas públicas de la provincia. Unas 3 mil de estas raciones se repartieron en Rosario, donde muchos colegios solicitaron que se amplié el comedor también para los alumnos del nivel secundario "que se acercaban a pedir los restos de la comida del primario", aseguran. Actualmente, el 30 por ciento de los alumnos de Santa Fe desayuna, almuerza o merienda en la escuela.

Sólo este mes, la provincia invertirá 75 millones de pesos en alimentos para los servicios escolares, según señala un informe del Ministerio de Educación provincial que analiza el comportamiento de la demanda en los comedores que funcionan en unos 2.300 colegios tanto de gestión pública como aquellos privados que gozan del ciento por ciento de subsidio estatal y no cobran cuotas obligatorias a sus alumnos.

Incorporación

El mismo trabajo advierte que entre 2016 y 2017 se crearon 65 nuevos servicios de copa de leche en toda la provincia, lo que representa unas 7 mil raciones más de desayuno o merienda que se entregan en las escuelas.

Tal como sucede con la demanda en los Centros de Convivencia Barrial que dependen del municipio, en las escuelas públicas la demanda de asistencia alimentaria no cede. Se disparó el año pasado, cuando la inflación castigó particularmente a los hogares de ingresos más bajos y se sostuvo este año.

"Si bien las escuelas primarias de los barrios más vulnerables ya tenían comedor, muchas empezaron a pedir el servicio para el nivel secundario porque los chicos se acercaban a pedir los restos de pan o de comida de los más chicos", advierte Lorena Almirón, referente de la Asociación de Trabajadores Estatales (ATE).

Carolina Piedrabuena es subsecretaria de Administración de la cartera educativa y tiene a su cargo el área de comedores. "Los servicios alimentarios se asignan cuando los directores de la escuela, los supervisores y los equipos socioeducativos detectan situaciones de vulnerabilidad entre los alumnos, entonces no sólo esos niños reciben un refuerzo alimentario, como desayuno o merienda, sino también todos sus compañeros", explica.

La funcionaria aclara que "la mayoría de los nuevos pedidos llegaron desde las escuelas ubicadas en los barrios más pobres "donde la Asignación Universal por Hijo (AUH) ya no alcanza para alimentar a la familia".

Fuente: La Capital

Diario Primicia

Redacción

Te puede interesar