Inolvidable goleada

Deportes 25 de agosto Por
Atlético goleó a Boca en plena Bombonera
Boca expuso sus falencias defensivas y Atlético de Rafaela las aprovechó para golearlo por 3-0, como visitante, en la continuidad de la tercera fecha del campeonato Ramón Carrillo de Primera División.
 
El conjunto Crema consiguió un histórico triunfo (el primero en La Bombonera, tras cinco presentaciones) y sembró de dudas a un elenco Xeneize que apenas reúne 3 puntos sobre 9 posibles y ya quedó lejos de la línea de la vanguardia.
 
Los goles del equipo que conduce Roberto Sensini, que tiene 6 unidades y quedó a tres del puntero Vélez Sarsfield, fueron obra de Mauricio Gómez (Pt. 36m.), Federico González (St. 10m.) y Guillermo Fernández (St. 28m.).
 
En el arranque, el equipo de Carlos Bianchi mostró sus credenciales e insinuó asumir la iniciativa. Lo hizo, de a ratos, con el buen trabajo en la contención de Federico Bravo y con un Gonzalo Castellani que amenazó convertirse en conductor.
 
Incluso, en ese cuarto de hora inicial, el pibe Jonathan Calleri (de lo más destacado en el conjunto auriazul) metió un cabezazo que exigió una muy buena respuesta del arquero Esteban Conde.
 
En ese primer tiempo, Boca buscó asumir el protagonismo y se descuidó una vez en defensa y lo pagó caro: el zaguero y capitán Daniel Díaz cometió una mano a 35 metros del arco y la ejecución del uruguayo Gómez, después de desviarse en Federico Carrizo, se tradujo en el primer gol de la tarde.
 
En la segunda parte, cuando Boca pugnaba por la igualdad sufrió el mazazo que lo dejó tambaleante. A los 11m., una rápida contra manejada por Rodrigo Depetris fue bien culminada por Federico González, que dejó sin chances a Orión para el 0-2.
 
El DT Bianchi metió mano rápido y mandó a la cancha a Luciano Acosta y Andrés Chávez para ganar en potencia ofensiva. Pero el equipo auriazul no mostró atributos suficientes como para inquietar, más allá de centros o de remates desde fuera del área. Encima cuando llegó a la valla adversaria, el arquero uruguayo Conde se levantó como la última muralla, pese a que no fue inquietado en demasía.
 
Y el golpe de gracia lo dio Atlético a los 28m., cuando Pol Fernández comandó una réplica y definió con certeza para sellar un resultado inesperado, pero justo en virtud de la eficacia de uno y las graves desatenciones de otro .

Te puede interesar